¿Cómo saber si su pareja ha estado con otra persona?

12 de octubre del 2017

La infidelidad, eterna enemiga de los románticos. De aquellos que quieren un felices para siempre sin terceros en el medio. Sin embargo, en época de amores líquidos, las personas presentan más dificultad a la hora de mantener un compromiso con todas las de la ley e incurren en tener ‘una canita al aire’.  Es por […]

divorcio infidelidad

La infidelidad, eterna enemiga de los románticos. De aquellos que quieren un felices para siempre sin terceros en el medio. Sin embargo, en época de amores líquidos, las personas presentan más dificultad a la hora de mantener un compromiso con todas las de la ley e incurren en tener ‘una canita al aire’.

Es por eso, que si usted es de esas personas que sospecha que su pareja le está siendo infiel, puede estar atento a estas señales que según El Confidencial, son típicas de todo mentiroso y las cuales, por supuesto, le ayudarán a pillarlo (a).

El ‘no tener ganas’ es una señal recurrente tanto en hombres como en mujeres, si al llegar a casa su pareja dice que no tiene ganas o inventa excusas para no tener relaciones sexuales, puede ser síntoma de que ya las tuvo antes. En el caso de las mujeres, un estudio publicado en la revista ‘Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism’, indica que su deseo sexual va más allá de la parte hormonal, está relacionado con la estabilidad emocional que se tenga con determinada persona, es decir, la mujer puede estar más conectada con un tercero.

En el caso de los hombres, el haber tenido sexo antes y llegar a su casa al lado de su esposa, generándose un cambio de ambiente y situación, simplemente no le enciende la pasión y menos si ya la derrochó previamente. Según el estudio, una de las señales físicas de los hombres es un brillo notable en los ojos, como símbolo de satisfacción de haber tenido una buena relación sexual.

Lo anterior va de la mano con ‘las ganas de dormir’. Un orgasmo bien logrado tiene casi los mismos efectos que tomar tres miligramos valium, medicamento con propiedades relajantes y sedantes.

Por otro lado, si su pareja nunca fue detallista y de repente empieza dándole regalos de la nada y sin ninguna razón aparente, puede ser que culpa se lo esté comiendo vivo y que por medio de estos actos sienta que puede compensar un poco el engaño. También hay que estar atento a los cambios de humor, porque puede comportarse atento y llenarla de regalos, y luego tener rabietas repentinas por cualquier cosa.

Sin embargo, ante toda sospecha, siempre es mejor hablar con sinceridad; pues una relación debe estar construida sobre las bases de la confianza.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO