Cómo salir con alguien del trabajo sin tanto drama

21 de noviembre del 2019

Tenga muy presente lo siguiente.

trabajo

Foto: Freepik

A pesar de que en la televisión y en el cine diversas de sus parejas románticas se conforman en el trabajo, en la realidad el salir con alguien de la oficina sigue siendo cierto tabú. Según una encuesta, alrededor de un 17.5% de las parejas se forman en el trabajo, superando las redes sociales y las apps de citas.

La cercanía es el factor que más tiene que ver en esta situación, además, las personas viven más de un tercio de su vida en la oficina, por lo que no es sorpresa que los compañeros de trabajo terminen sintiendo cosas por el otro.

Sin embargo, históricamente se ha mencionado que es inapropiado mostrar un comportamiento romántico en el trabajo, ya que podría resultar poco ético y mostrar falta de profesionalismo, pero evidentemente, eso no es una razón para detener a muchos.

Una de las razones por las que la gente se fija en alguien del trabajo es porque tienen intereses parecidos y los mismos círculos sociales, ya que cuando tienen carreras a fines es más fácil que ambos se terminen entendiendo.

El problema es que esto puede llevar a una clara monotonía, no solo el hecho de verse todos los días, además, cuando salgan de la oficina, sería muy fácil para los dos seguir hablando del trabajo, ya que es lo que principalmente comparten.

Pero el tener intereses en común no es el único motivo por el que se arman parejas en el ámbito profesional, también porque la mayoría de personas que se conocen en la vida provienen del trabajo, por lo que salir con alguien de este contexto se vuelve sencillamente en una opción.

El problema es que muchas compañías han establecido reglas claras sobre tener relaciones sentimentales entre compañeros, sobre todo teniendo en cuenta los casos expuestos por movimientos como el #MeToo. De hecho, algunas políticas internas piden reportar la relaciones románticas consensuadas a recursos humanos, aunque si no trabajan en la misma sección puede que no sea necesario.

Habrá diversos escenarios en los que no sea necesario hablar abiertamente al respecto, pero la cuestión se complica cuando usted se está acostando con un subordinado suyo o alguien superior a usted, siempre será algo inapropiado.

De esta manera la regla dorada para salir con alguien de la oficina es que esa persona esté a su mismo nivel, especialmente si es alguien fuera de su área, la distancia lo hace todo más ligero y sencillo.

Pero eso sí, a pesar de que las personas siempre dicen que no les interesa la opinión de los demás, tenga claro que los dos deberán enfrentarse a lo que sus otros colegas tengan qué decir al respecto, ya que estarán en constante escrutinio, lo que afectará la forma en que ellos le perciben a usted.

Salir con alguien de este ambiente puede que le haga ver menos productivo, especialmente si les atrapan coqueteándose en horario laboral, aunque todos procrastinen viendo tutoriales de maquillaje o videos de gatos tiernos en YouTube.

Para adentrarse más en el asunto, el principal consejo es tener mucho cuidado con la información que usted comparte con sus compañeros sobre su relación, incluso con los que se supone son sus amigos. Aunque seguramente usted compartía detalles de su vida sexual en la hora del almuerzo, desde ahora en adelante eso ya no será posible, recuerde que sus compañeros también se relacionan con su nueva pareja.

Por otro lado, a menos de que usted decida ser abierto al respecto, nadie en la oficina debería enterarse de que los dos tienen algo romántico, seguro habrá dudas, pero jamás deberían ser confirmadas. No se coqueteen en el trabajo, especialmente dentro de compañías en las que se vigila la plataforma de mensajes de la empresa. Sobre todo, no involucre a terceros en los altos y bajos de la relación.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO