Personas con VIH sí pueden ser sexualmente activas

Personas con VIH sí pueden ser sexualmente activas

9 de julio del 2017

La experiencia de ser diagnosticado con VIH positivo resulta ser abrumadora. Algunos presentan signos de depresión e incluso piensan en quitarse la vida. Esto sumado a las dificultades en su salud que afectan su cotidianidad y vida sexual.

Sin embargo, está condición no impide que se pueda disfrutar con simples actividades que cambian el día a día. Se pueden implementar hábitos saludables que permiten tener una mejor calidad de vida.

En la actualidad la población que tiene VIH puede vivir de una manera más tranquila, independientemente de su preferencia sexual.

¿Cómo ser sexualmente activo con VIH?

El sida es una enfermedad de transmisión sexual que afecta el sistema inmunológico, causando que cualquier estrago en la salud resulte más grave para el portador.

Las personas que tienen VIH sí pueden tener relaciones sexuales. Sin embargo, deberán tener las precauciones adecuadas para evitar contagiar a su pareja. El condón es indispensable en caso de prácticas vaginales o anales. También existen herramientas bucales en caso del sexo oral para evitar la transmisión de la enfermedad.

Uno de los puntos más importantes para mantener una vida llevadera es tener plena consciencia de cambiar las malas costumbres para evitar problemas de salud.

Lo primero que se debería evitar son las bebidas alcohólicas y por el contrario aumentar la ingesta de verduras y de frutas. Además de realizar actividad física, lo que ayudará al sistema inmune a mantenerse en buen estado.

Lea también: ¿El strap on o pegging, un cambio de rol?

Es de vital importancia eliminar el consumo de sustancias  psicoactivas, debido a que estas drogas  generan una deficiencia grave en el organismo.

Los pacientes con esta condición deben consultar de manera periódica al médico, para que revise su proceso y que le suministren los medicamentos adecuados en las cantidades necesarias hasta la siguiente cita.

Cabe resaltar que las personas que padecen de esta infección inmunológica, pueden presentar otras afectaciones como sífilis, hepatitis B, herpes e incluso algún tipo de Virus de Papiloma Humano (VPH).

Lea también: ‘Fisting’: el placer está en las manos

Actualmente hay una ventaja para las personas que no tienen VIH y es la opción de poder  tomar el conocido PrEP o profilaxis pre-exposición, que es un medicamento retroviral y sirve para prevenir el contagio. Este medicamento fue aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos en el 2012.

Existe otra pastilla conocida como post-exposición y se puede tomar hasta las 72 horas después de la relación sexual.

Así las cosas, el VIH no es una sentencia para eliminar las relaciones sexuales. Los portadores tienen derecho a disfrutar de su sexualidad de manera plena. Esta condición puede afectar a millones de personas, por lo que es posible aprender a vivir con ella.