Hábitos sexuales que le impiden llegar al orgasmo

30 de septiembre del 2019

¿Problemas en la cama?

orgasmo

La sexualidad de las mujeres puede ser un poco más compleja en comparación a los hombres, ya que a ellos, generalmente, se les facilita llegar más rápido al orgasmo. Mientras que en ellas la mente y su cuerpo debe estar estimulada a cierto punto para alcanzar el clímax, por eso es que siempre se recomiendan los juegos previos antes de la penetración, el acelerar las cosas y acceder al coito da menos probabilidades de culminar.

El saltarse las cosas es un mal hábito sexual, es importante identificar si usted está teniendo otros problemas que le hacen alejarse del soñado orgasmo que todas quieren. Entre los malos hábitos están:

Un pecado que muchas cometen, tener sexo solo cuando está alcoholizada, seguro que después de algunas copas se siente más segura para dar el siguiente paso con esa persona que le gusta, pero la probabilidad de llegar al clímax es más lejano al estar ebria.

“El alcohol hace que se sequen la boca y la vagina, y puede embotar el sistema nervioso”, explica Kelley Johnson, experta en sexología. Si no es su pareja formal, mejor ponga una fecha exacta en vez de esperar encontrarle en algún bar a altas horas de la noche.

Otro problema: si usted suele fingir los orgasmos, “Refuerzas acciones que no te dan placer”, advierte Johnson. “Si formas un espectáculo, tu pareja pensará que la postura del perrito es la que te pone (…) Y esperará una respuesta similar la próxima vez que acabes”.

Para dejar de lado esta mala costumbre, guarde la actuación para el teatro, que cada vez que gima es porque su pareja en serio se lo ha ganado y no simplemente por evitar hacerle sentir mal.

Retomando lo mencionado al principio, si se salta el juego previo, recuerde su importancia, si bien no es obligatorio, es una oportunidad para sentir más, “Cuando te hayas calentado y estés preparada para avanzar dale señales a tu pareja, ya sea verbalmente o acercándote más a él”, aconseja Kat Van Kirk, también sexóloga.

El lugar donde lo hacen también debe ser tenido en cuenta, si usted lo lleva a su cuarto y este espacio resulta siendo todo un desorden, usted termina pensando en la ropa que tiene que lavar, en la basura que tiene que botar, en todo menos en la pasión que debería sentir, ya que se encuentra muy desconcentrada.

“Las mujeres que están constantemente juzgándose a sí mismas durante el sexo, por su aspecto o por el sonido que emiten desarrollan una práctica negativa llamada ‘rol del espectador’. Por lo general, hay algo de vergüenza subyacente en el cuerpo”, esto quiere decir que si es muy crítica consigo misma se pierde de tener un orgasmo verdadero, mejor mastúrbese, aprenda a disfrutar de su cuerpo tal y como es.

Si usted creció en un hogar muy conservador y se le enseñó desde pequeña a sentirse avergonzada por el sexo, esto puede crear un problema grande porque ve las relaciones como un tabú. Johnson recomienda ir a terapia y hablar al respecto, “La gente, a menudo, se siente aliviada con solo depositar todas sus experiencias negativas en torno al sexo en alguien que entiende de ello y tiene formación”, expresa la experta.

Otro mal hábito suele ser tener expectativas muy altas, es decir, se queja frecuentemente de que su pareja no saber qué hacer en la cama y mientras usted se guarda la información precisa para hacerla llegar al orgasmo, usted también pretende que el otro adivine por arte de magia. “Si no se lo comunicas, eso no va a pasar”, advierte Van Kirk.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO