Cómo terminarle a alguien sin ser muy cruel

13 de noviembre del 2019

Siga los siguientes consejos.

terminarle

Foto: Freepik

Aunque las relaciones románticas son deseadas por muchas personas, lastimosamente no todo es color de rosa en una y hay contras que terminan desgastándolas y eventualmente provocan su final. No hay una forma perfecta de terminar, tal vez algunos escenarios son menos peores, pero esto no elimina su complejidad, por eso es que tantas personas escriben canciones al respecto.

Además, la sociedad siempre va a tener empatía por la persona a la que le terminan, mientras que quien decide acabar con todo es simplemente el cabrón de la historia, en vez de respetarse todo el coraje que se necesita para tomar una decisión tan seria como esta, además el dolor que usualmente le acompaña.

Sin embargo, hay maneras para no convertirse en el malo del cuento y los siguientes tips le ayudarán en el proceso:

Escoja una ocasión y lugar neutro, es decir, no terminarle en su cumpleaños, no siete minutos antes de irse a trabajar, no mientras empacan para irse de viaje o no mientras estén desnudos.

Claro que no hay un momento correcto para terminarle a alguien, no es como que alguien diga “este sería el mejor momento para que alguien me rompa el corazón”.

No obstante, reducir lo incómodo del rato al escoger un lugar privado (no termine en medio de una llamada a menos de que sea la única forma) y un momento lejano a alguna fecha importante (navidad, fin de año, entre otros). Agosto o marzo podrían servir.

Sea lo más breve y conciso posible, no sea repetitivo o dé explicaciones que nadie ha pedido, la idea es que sea lo menos doloroso, tampoco tiene que tener la conversación más de una vez, a menos de que haya algo que los una, como un hijo, pero no siga hablándole, al menos después de haber pasado un mes.

Lo que pasa es que seguir hablando mantiene el dolor de la ruptura vivo y es más difícil afrontar la situación, hay situaciones especiales, como estar en el mismo grupo de amigos o tener que verse en el trabajo, que les obligan a tener que ser cordiales el uno con el otro.

Si esa persona le pide volver hablar sobre lo sucedido usted puede responder de buena manera: “No puedo tener esta conversación de nuevo, ya te hice saber lo que siento, parece muy frío de mi parte pero perdón”. Eso de ser amigos después de haber terminado es otro nivel distinto, y no todos lo logran ni pueden proponerlo.

Absténgase de los clichés. Si usted dice algo como “no eres tú, soy yo” se merece ser el malo del paseo. Lo que más se necesita en un momento de ruptura es sinceridad, sus propias palabras, no frases prefabricadas de cajón, no tiene que ser el más innovador, terminar es algo que ha pasado siempre en la historia de la humanidad, pero piense bien en lo que va a decir, sea claro y expulse todo lo que siente.

Sea honesto, pero no demasiado. Cuando le están terminando lo que se siente es un gran “no me ama”, cuando puede ser un “no te amo lo suficiente como para seguir en una relación” o “ya no te amo”, o peor aún, “amo a alguien más”.

Dejando de lado la razón por la que decidió terminarle a su pareja, no es necesario dejarla clara explícitamente en la conversación, aunque le pidan una razón específica, porque generalmente no es una buena idea y no ayuda. Sea sincero sin ser brutalmente honesto.

Mejor diga algo como, “Ya no estoy enamorado y desearía estarlo, desearía sentir que las cosas funcionaran porque tú me importas mucho, pero no puedo seguir en esta relación”, eso es mejor que decir “ya no me haces feliz”.

No se arrepienta, si usted decidió terminarle, no le de ilusiones o esperanzas, eso solo hace que todo sea peor, hay algunas excepciones, pero no siempre será bueno regresar. Si usted llegó a un punto en el que entendió que lo mejor era separarse, tiene que atenerse a eso.

Finalmente, hágase responsable de su elección, pida disculpas, admita que es su culpa y que es injusto. Reflexione y pídase perdón a usted mismo, pero recuerde que tampoco es un crimen terminar, simplemente es otra parte de las relaciones, solo que es la peor.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO