El juguete que le hará más fácil llegar al orgasmo

4 de julio del 2019

No le tema al uso de los juguetes sexuales.

juguete sexual

Lo más interesante de la sexualidad es que existe una extensa variedad de formas para disfrutarla, de forma responsable y saludable. Para abrir la percepción y probar cosas nuevas, uno de los primeros consejos es utilizar algún juguete sexual, las personas suelen empezar por los vidradores, consoladores, entre otros, pero uno que puede convertirse en favorito son las bolas anales, por lo fácil que hacen llegar al orgasmo.

Las cuentas o bolas anales vienen en formas, generalmente esferas o píldoras, que van fijadas progresivamente a una tira larga.

El mercado expone diversas versiones, pero las mejores a usar son las de silicona, (presente en las bolas y la tira), ya que es un material adecuado para el cuerpo humano, es flexible y sencillo para usar, menciona Amy Boyajian, dueña de una reconocida marca de juguetes sexuales, especializada en bienestar sexual.

Al final del juguete está un tapón que permite insertarlo y sujetarlo, así se evita el terror de que quede atrapado al interior del ano, algo que absolutamente nadie quiere vivir.

Sin importar su sexo, puede que el intentar un juguete de este estilo no le provoque mucha curiosidad, pero sepa que las bolas están diseñadas para ofrecer un placer diferente, casi único, en comparación al sexo penetrativo.

“Miles de terminaciones nerviosas sensibles están ubicadas alrededor de la abertura del ano. Mientras que normalmente no los sientes dentro de ti, las bolas anales estimulan los músculos del esfínter anal cuando se insertan o retiran”, menciona Boyajian, esto quiere decir que aporta una sensación de cosquilleo.

Si ya se animó a la idea de usar las cuentas anales, a la hora de comprarlas, si usted nunca ha probado este tipo de prácticas, lo mejor es que escoja un juego que sea relativamente delgado.

Es preferible conseguir unas esferas pequeñas que aumenten su tamaño a medida que lleguen a su final, es decir, la primera bola no es más grande que la punta de un dedo meñique.

Recuerde que el ano no es una área del cuerpo que lubrica naturalmente, entonces, es necesario hacer énfasis en usar lubricante si se desea jugar con las bolas. Entre más lubricante haya mucho mejor, escoja uno a base de agua y que sea compatible con juguetes de silicona.

La idea de usar un juguete es que aumente y complemente la experiencia sexual, especialmente cuando hay penetración de por medio. La experta recomienda usarlo en el momento de juego previo y cuando se está cerca al orgasmo para luego, despacio, retire las bolas.

No es necesario introducir toda la tira, al comenzar, la mayoría prefiere explorar con las o tres primeras cuentas para sentir plenamente, asimismo, identificar cuál es la sensación que más le guste, que inserten o que las extraigan.

No olvide lavar el juguete después de haberlo usado. Para eliminar adecuadamente las bacterias póngalo a hervir como si cocinara pasta. También puede hacer una mezcla de blanqueador y agua, una parte de blanqueador y nueve de agua, deje reposar y luego lave con agua caliente y jabón suave.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO