La mejor edad para tener sexo

21 de febrero del 2018

Un reciente estudio tiene la respuesta.

La mejor edad para tener sexo

Históricamente las relaciones sexuales traen consigo toda una serie de tabúes y mitos relacionados con el momento indicado para tenerlas por primera vez o en qué etapa se disfrutan más. Es mucho lo que en la cotidianidad se discute sobre este tema. Sin embargo, se recurre a la experiencia personal y no a las investigaciones realizadas.

Un reciente estudio publicado por Singles in America reveló las preferencias sexuales de los estadounidenses de diferentes zonas, edades, estratos y grupos étnicos. La pregunta central era bastante sencilla, ¿cuál es la edad ideal para tener relaciones? La respuesta entre los más de 5.000 encuestados dejó atónitos a los investigadores.

Según los encuestados, la edad ideal para tener sexo es a los 66 años en el caso de las mujeres y 64 en los hombres, teniendo en cuenta que las expectativas de vida de los últimos son más reducidas.

Los expertos aseguran que los resultados se deben a un factor elemental, y es el hecho que con el paso de los años las personas buscan mostrarse tal cual como son, no pretenden impresionar a nadie, ni mucho menos en la cama, donde ambos individuos tienen claro que a esa edad ya vivieron lo que tenían que vivir en cuanto a sexo se refiere.

Otro de los elementos que llama la atención son los momentos. Durante la juventud las personas se centran en dejar una buena impresión y no disfrutan el momento, por eso, se recomienda no dejarse llevar por los prejuicios y gozar en la intimidad.

Es importante destacar que con el paso de los años la autoestima de las personas aumenta considerablemente, así que no es necesario recurrir a tácticas para impresionar o fingir para hacer sentir bien al otro.

Es claro que esta investigación no es un punto definitivo sobre la edad adecuada para tener relaciones debido a que al ser tan variada la población encuestada y la cantidad de factores que hay, muchos hablan desde los supuestos y no con la experiencia vivida.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO