Las zonas erógenas del hombre que debe tener presente

21 de octubre del 2019

Para hacer el encuentro más placentero.

hombre

Al creer que disfrutar del sexo es solo penetrar se está ignorando una gran diversidad de opciones para disfrutar de la intimidad con esa persona que tanto le atrae físicamente, sea un compañero sentimental o una pareja sexual. Es por eso que el juego previo resulta tan importante, porque aumenta las ganas y la intensidad del encuentro, algo que no solo es importante en las mujeres, los hombres también disfrutan de un buen foreplay, si no lo cree, intente jugar con estas zonas erógenas a lo largo de su cuerpo,

Hay personas que consideran los pies una parte del cuerpo poco agradable, mientras que otros sienten un intenso fetiche por ellos. Más allá de eso, los pies son realmente sensibles. Teniendo en cuenta que después de un largo día es usual tenerlos adoloridos, ¿qué mejor que un sensual masaje para su compañero?

Si usted en serio se esmera, puede que encuentre uno de los tantos puntos de presión que están directamente conectados con los genitales, además, también puede probar lamiendo y chupando el dedo gordo del pie.

El ombligo es otra de las fuertes zonas erógenas del hombre, lastimosamente rara vez obtienen la atención que se merecen, algunos no sienten mucho, pero puede intentar haciendo movimientos circulares suaves en el ombligo de su pareja para ver su reacción.

Si no funciona, puede jugar con comida, poner un poco de salsa de chocolate y lamer solo para estimular el área superior de los genitales.

Las manos tampoco pueden ser olvidadas y como se usan tanto durante el sexo, es muy fácil pensar en ellas como partes sexuales del cuerpo, poseen terminaciones nerviosas y sostienen mucha tensión que puede ser liberada con un buen masaje. Apenas vea que las cosas se han calentado, concéntrese en acariciar los dedos de su pareja o chuparlos.

Pruebe también con su cuero cabelludo, la sensación de rozar las uñas por esta parte del cuerpo es efectiva para provocar escalofríos, además ayuda a relajar, perfecto para poner las cosas más calientes.

La parte de trasera de las rodillas es otra zona erógena del hombre, a menos de que sienta muchas cosquillas en esta parte, bese o pase suavemente la punta de sus dedos, aquí hay piel muy sensible.

Asimismo, intente con la nuca, estimular el cuello manda señales al sistema circulatorio y aumenta el flujo de sangre, acaricie suavemente y bese en el juego previo y durante el sexo.

Aunque suene obvio, los labios y la boca del hombre también son puntos erógenos, muérdalos, acariciélos con su lengua y pase sus dedos suavemente.

Por supuesto, no puede olvidarse del escroto, un tejido suave y sensible que recubre los testículos y posee terminacionaes nerviosas, acaricie y masajee para un momento muy sensual, no olvide preguntar con cuánta presión se siente cómodo su pareja.

Otras áreas erógenas son: la parte interior de los muslos, el pene (obviamente), sus pezones, el perineo, la parte inferior de la espalda y sus orejas.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO