Directora de 15 Minutos da las claves para vender una revista de farándula

Directora de 15 Minutos da las claves para vender una revista de farándula

22 de Octubre del 2014

Una revista de farándula vende más si en portada está una mujer (no un hombre), debe ser bonita, ligera de ropa -pero no tanto, para que deje mucho a la imaginación- y debe contener una historia fuerte.

Sobre el tema es experta Paola Romero (De Palmira, egresada de la Universidad Javeriana), directora de la revista 15 Minutos, la de mayor circulación en Colombia porque llega a través de una suscripción a los usuarios de telefonía celular y televisión Claro.

La revista está celebrando esta semana por lo alto sus primeros cinco años, con una fiesta amenizada por Mr Black y Jorge Celedón.

¿Cuáles son las portadas más vendedoras?

Es mejor mujer que hombre, es mejor hablar de televisión que de música porque en las revistas no oyes los discos, es mejor un personaje que sea bonito. Son leyes que utilizan las revistas alrededor del mundo, y siempre cualquier cosa es mejor que hablar de política o de religión.

No me lo inventé, lo estudiaron los gringos. En Televisa tuve la oportunidad de manejar licencias con empresas editoriales que te enseñaban todo el tiempo cómo se movía el mercado y qué era lo que vendía, y se pasaban años y años estudiando el asunto.

¿Quiénes son los escogidos para una portada?

Tiene que ser un personaje muy famoso, un personaje “A” que esté además en su minuto, que esté dominando el rating en la televisión, o un personaje no tan famoso pero con una historia de vida muy, muy fuerte, tan fuerte que logre conmover.

Por ejemplo el caso de Adriana Betancourt, una presentadora de RCN que le acaban de hacer un trasplante de riñón y llevaba dos años con diálisis diaria. Esa fue una historia muy fuerte que vendió muchas revistas sin ser Adriana una persona muy famosa.

¿Qué vende más, las infidelidades, las enfermedades, la gente que sale del closet, las separaciones o los romances?

Todo eso, todas las historias venden, todo lo que tenga morbo al final.

¿Entonces, vive usted del morbo?

Es una revista hecha con un ejercicio periodístico serio y riguroso, tratando de sacar al chisme del chisme que es un rumor y convertirlo en una noticia, confirmando, llegando a las fuentes, y haciendo el ejercicio periodístico como debe ser.

Pero cuando hablo del morbo es que, ciertamente, lo que más vende tiene morbo.

¿Qué es morbo?

Dios mío… No sé… Tiene que ver mucho con lo prohibido, le pasa a todos estos periódicos que tienen crímenes en la primera página, tienen una circulación increíble y eso tiene que ver con el morbo.

Conocer la vida privada de las estrellas, de la gente que vemos en televisión, eso también tiene que ver con el morbo.

¿Se ha graduado en morbo para vender mucho su revista?

Pues si así hay que decirlo… A la gente le gusta conocer la vida de los famosos pero en este país somos bastante benévolos con la farándula. El ejercicio periodístico de farándula en países como Argentina, España o Estados Unidos es diferente, el tema del acoso del paparazzi, de que ya se meten en la casa de los famosos…

Aquí todavía somos muy respetuosos todos los medios que hacemos farándula. Creo que tiene que ver mucho con nuestra misma historia de violencia y que a la gente no le gusta que nadie sea violentado.

Nuestro periodismo de farándula es un periodismo no complaciente y no zalamero pero sí muy suave. Ejercemos mucha autocensura. Lo mejor de las revistas de farándula es lo que no se publica como decía un amigo mío que se llama Jorge Alfredo Vargas.

¿Hacemos un periodismo de farándula mojigato o tímido?

Creo que es tímido, contadas excepciones. Hay revistas, que no voy a nombrar, que salen con chismes falsos. Por ejemplo, Jennifer Aniston ha estado embarazada como 15 veces y hasta ahora no le conozco el hijo, es una herramienta para vender. Difiero de ese periodismo porque uno debe tener las noticias confirmadas, hay que hacer periodismo de farándula, no chisme.

Paola Romero

Saqué a Felipe Zuleta del clóset y conté que ¡muy varón! le había confesado a sus compañeros que dejaba a su mujer porque se había enamorado de Carlos, con quien finalmente se fue del país…

Lo hubiera publicado solamente si él lo hubiera admitido en declaraciones para la revista.

¿Cuál es la portada que más han vendido?

Una de Natalia París con unos tambores, cuando recién empezó el tema de ser disc jokey. Las modelos en este país siempre venden. A las mujeres nos gusta verlas, y los hombres les parecen buenas.

Amparo Grisales hoy, con los años que han pasado y con todo lo que tiene de carrera, es una mujer que sigue moviendo masas, y que genera pasiones, y cuando alguien genera pasiones hace que la gente se mueva mucho alrededor suyo. También vendimos mucho una revista con portada de Paola Turbay.

¿Las mismas tres desde hace 20 años?

Sí. De hecho la farándula nuestra es muy reducida.

¿De los nuevos quién vende?

Hoy vendería mucho una revista un hombre que se llama Maluma, está en su momento. Es posible que en tres meses no sea así. Taliana Vargas es una mujer refrescante, la gente la quiere mucho.

¿Y hay que inventarse una nueva historia de los personajes?

Tratamos de buscar una noticia o que haya una historia, porque no es cómo estás de linda te pongo sino que además tengamos algo que contar, si no, no tiene sentido. Pero definitivamente lo que más vende son las noticias, más que las tapas.

Por ejemplo, cuando nosotros sacamos lo de Robinson Díaz con Sara Corrales, esa revista que era nuestra tercera edición, fue la locura, y de ahí se pegó todo el mundo y arrancó el tema del escándalo.

¿Qué fue lo que contaron?

Que estaban juntos y que la mujer los había descubierto. Pero obviamente lo hicimos con mucha timidez, tratando de cuidar un tema familiar, pero contamos la historia. Sin detalles muy íntimos.

¿Otro chisme noticia grande?

Unas fotos que le hicimos a Juanes con Johanna Bahamón en una discoteca, también fueron bastante fuertes. Cuando hay historias, cuando hay escándalos de por medio, eso es lo que más hace vender una revista, pero esos escándalos en Colombia no son muy frecuentes.

¿A Juanes y a la Bahamón le montaron la perseguidora, un fotógrafo permanente?

No, estaban en un evento público donde dieron papaya. Uno no puede entrar a la casa de la gente porque aquí la ley protege el tema de la privacidad y la intimidad, pero si ellos están en un sitio público y estaban besándose pues tomamos fotos.

¿Cuál es el pico de ventas que ha tenido la revista y por qué o en qué circunstancia?

Este negocio ya tiene una suscripción entre los usuarios de Claro asegurada, no tiene tantos picos. Donde vemos el pico es en punto de venta, pero allí vendemos 15 mil revistas, no vendemos más. Mientras que estamos distribuyendo 480 mil entre usuarios.

¿Los feos no tienen cabida en una revista como esta?

Sí, pero no en la portada.

¿Los futbolistas negros tienen cabida en esta revista?

Sí, hay unos futbolistas negros divinos.

Pero ninguno ha aparecido en la revista que yo me acuerde.

Sí, Jackson Martínez.

Pero muy adentro, nunca portada…

Lo que pasa es que no tenemos tanto chisme o tanta información. Aquí todavía los deportistas tratan de ser muy reservados con su vida privada a diferencia de otros países donde se enamoran de una modelo, se exhiben en los bares, se emborrachan.

¿La idea es que ni pobres, ni negros, ni feos? Es decir, el 80 por ciento no tenemos posibilidades de ser portada de la revista…

Y tú tienes menos posibilidad porque no eres mujer.

Por ejemplo, ¿sacarían a Mandibula, el de Sábados Felices?

Adentro de la revista.

¿Hay algo de radio en la revista?

A veces sacamos personajes de radio, pero no tenemos una sección especializada.

¿Cómo se compone la redacción de 15 Minutos?

Somos 10 personas, tenemos una subdirectora, un editor, un corrector de estilo, un coordinador periodístico, tenemos también un editor web que maneja toda la página, redes sociales.

¿Qué piensa de colegas como “La Negra Candela”?

La quiero, la respeto. Sencillamente somos diferentes, ella tiene una forma de hacer las cosas y yo tengo otra completamente distinta, pero la verdad es una persona de mis afectos y de mi corazón.

¿Cómo le parece su programa “En exclusiva”, que reemplazó “El lavadero”?

Sólo he visto cinco minutos del programa, no me ha gustado, no me quedé al frente, no es solo problema de la Negra sino de trabajar más el formato. Es una copia de muchas cosas. A mí no me gustó. a diferencia de “La Red” que la veo todos los fines de semana, por lo menos uno de los dos programas. Me divierte, me gustan los presentadores, el formato. El otro no me atrapó.

¿Qué periodistas de farándula le gustan?

Me encanta Frank Solano, su desparpajo y todas las cosas que dice y sus dichos, y me gusta de toda la vida desde Medellín. Hay un periodista de farándula a quien respeto mucho, León Giraldo, el director de la revista ‘Elenco’. También tengo que hablar de mi colega Natalia Romero, creo que es una gran periodista.