El festival estudiantil que promete sexo y alcohol

El festival estudiantil que promete sexo y alcohol

7 de abril del 2016

El ‘Karibean Spring Break’ (Vacaciones caribeñas de primavera), un festival estudiantil que se realizará del cinco al ocho de mayo en Salou, Cataluña (España), promete sexo, alcohol y pide cuidarse de orgías.

Esta actividad, que se promociona en Francia, Reino Unido y Holanda, promete un viaje inolvidable y asegura que, durante la misma, cada joven tendrá la posibilidad de poner a prueba su atractivo sexual ya que podrá despejar las dudas que tiene sobre sí mismo y conseguir pareja.

Lea también: El álbum íntimo de la fiesta de Vives en Miami.

“Un buen ‘turista de primavera’ tiene espíritu rumbero, sabe cómo divertirse, actuar como un tonto y actuar con el alcohol sin vomitar sobre la gente… un buen ‘turista de primavera’ conoce sus límites, evita el coma etílico, las orgías no asumidas, los chichones y los brazos rotos”, dice en la promoción del festival en su sitio Web.

Además, la promoción del evento agrega que el sexo y el alcohol predominan en un entorno de locura, por lo que también invitan a los asistentes a mantener una botella de trago en su bolso, pero recomendando que ésta no sea de vidrio para evitar inconvenientes.

Seis barcos caribeños, más de quince DJ’s y 72 horas de locura pura, “porque dormir es hacer trampa”, promete la actividad que espera contar con la asistencia de, por lo menos, 2.000 jóvenes de Europa y otros países.

Además, entre las reglas del festival dice que cada joven debe llevar un buen surtido de condones, no debe tener límites en un bacanal y tiene que saber que lo que ocurre en Salou se queda en ese municipio.

Lea también… Festival Iberoamericano, la fiesta cultural continúa.

No obstante, este evento se realizará en medio de una polémica por otro acontecimiento que ha sido arduamente criticado por las autoridades locales, el gremio hotelero y de restaurantes, el ‘Saloufest’, que se celebra en la época previa y posterior a la Semana Santa, dividido en tres fines de semana.

Este año, 2.500 jóvenes fueron en la primera tanda de la actividad, 4.000 a la segunda y se espera unos 1.500 en la tercera, que se desarrolla esta semana. No obstante, la policía local le ha impuesto cerca de 90 multas a los participantes de este evento por tomar bebidas alcohólicas en sitios públicos y orinar en las calles, mientras que el número de asistentes cayó de 9.500, en el 2015, a unos 7.500, este año.