El infierno de los adictos al placer sexual

El infierno de los adictos al placer sexual

10 de Septiembre del 2015

En 2009 se conoció el escándalo sexual del golfista norteamericano Tiger Woods, en el cual el jugador admitió que le había sido infiel a su esposa, Elin Nordegren, con docenas de mujeres durante más de diez años. Reconoció así su adicción al sexo.

Ese vicio también es conocido como condición ‘hipersexual’ y se puede presentar tanto en hombres como mujeres. Otras denominaciones que pueden estar relacionadas con esta patología son ninfómanas para mujer y ginecomanico o sátiro para los hombres.

Lea también: El semen cura la depresión y hace otros milagros

KienyKe.com consultó al sexólogo Carlos Pol Bravo, director científico del Central Médica de Sexología (CMS) respecto a esta curiosa condición. Según explicó, las personas hipersexuales padecen de un grado de sobreexcitación debido a un trastorno obsesivo compulsivo con el sexo opuesto o el mismo sexo, dependiendo del caso.

“En el caso del hombre sátiro, él tiene demasiadas eyaculaciones o llega a varias cimas del placer sin darse cuenta, y como resultado se produce un grado de debilidad,  y en exceso  consume su potencial viril; pierde el control de su comportamiento” expresó el médico.

Lea también: ¿Qué tan placentero puede ser el sexo sin penetración?

La persona hipersexual no suele agredir a alguien para conseguir su satisfacción. “El sátiro no es un violador, no agrede a nadie, pero en su interior vive un verdadero infierno caliente, por lo que la única solución es buscar un tratamiento médico psiquiátrico“.

“Existe una desviación sexual por una falta de sensibilidad y hay que buscar a qué se debe ese trastorno, porque existen varias  posibilidades como problemas hormonales, exceso de testosterona, afectación de la parte gonadal de cada paciente o una patología endocrina bastante notoria” expresó el psiquiatra y magíster de sexología.

En la mente de una persona ginecomaniaca pasan imágenes de distintas posturas sexuales y eróticas, órganos sexuales y llegan a perder horas de trabajo para estar completamente en un estado de excitación debido a su obsesión por saciar ese deseo sexual.

Lea también: ¿Por qué el vello púbico es un estimulante sexual?

A menudo, una sola relación sexual no se vive como algo placentero para estas personas, sino al contrario: les produce insatisfacción. A veces consiguen saciar sus deseos solo por un breve momento, de esa manera se incrementan sus ideales sexuales.

Sexomaniacos-1

Los hipersexuales son los grandes compradores de distintos objetos sexuales como vibradores, consoladores entre otros. Así mismo consumen mucha pornografía y buscan cualquier estimulación que puedan encontrar, en casa o fuera de ella.

“Lo primero que debe hacer un sátiro es tener un mínimo de aceptación o conciencia de su enfermedad, y busque la ayuda oportuna de un psiquiatra. El tratamiento puede durar meses  o hasta años, pero lo ideal es que no vuelva a reincidir” comentó Carlos Pol Bravo.

También le puede interesar: Las curiosidades sexuales que usted debe conocer

El sexólogo español dijo: “Esta es una patología tratable y tiene soluciones. Claro está si el paciente tiene la voluntad de solucionar su problema. Sucede igual con la persona que es alcohólica, que después de salir de la rehabilitación puede que reincidan con su enfermedad, porque hay una persona cercana que le ayuda a volver a ese estado”.

En el proceso del tratamiento, el paciente pasa por un tratamiento holístico donde intervienen tres fases: la biológica, donde intervienen los fármacos y medicamentos hormonales. La segunda es la fase psicológica, y la última -que es la más importante- es la fase social, en la cual intervienen la familia quienes lo apoyarán a seguir adelante y a detectar que no se repita su caso.

El especialista puntualizó que no puede forzarse al paciente a someterse a un tratamiento. “Es importante que  averigüen con un especialista si están padeciendo esta patología, así el infierno de la duda puede ser más corto”.

Algunos de los casos más recordados de famosos que han padecido este trastorno son:

Tiger-Wood

Tiger Woods: El golfista norteamericano se definió -después de su escándalo- como una persona con conductas sexuales compulsivas.

Michael-Douglas

Michael Douglas: El veterano actor estadounidense se considera un ginecomaniaco; estuvo internado en 1993 por su adicción al sexo y se especula que 950 mujeres estuvieron con él.

Charlie-Sheen

Charlie Sheen: El afamado actor de la serie Two and a Half Men, fue encontrado en la habitación de un motel drogándose con prostitutas. Se especula que su adicción lo ha llevado a acostarse con más de mil mujeres.

David-Duchovny

David Duchovny: El famoso actor interpreta a un novelista mujeriego en la serie ‘Californication’. En 2008 se internó en una clínica de rehabilitación sexual de forma voluntaria. Se conoció que el actor era adicto a la pornografía y descargaba millones de vídeos e imágenes en su computador.

Rob-Lowe

Rob Lowe: Su adicción se dio a conocer por medio de un vídeo que circuló en internet donde estaba teniendo relaciones sexuales con dos mujeres, una de ellas era menor de edad. Desde entonces el actor admitió su necesidad incontrolable de sexo y decidió ingresar en una clínica para superar su adicción.