¿El sobrepeso afecta el rendimiento sexual?

¿El sobrepeso afecta el rendimiento sexual?

15 de noviembre del 2017

El sobrepeso es sinónimo de baja autoestima para muchas personas, especialmente cuando de tener sexo se trata, ya que al sentirse incómodos con su cuerpo prefieren por generalmente no exponerse demasiado dejándose ver desnudos por completo o simplemente prefieren sostener relaciones sexuales con la luz apagada o debajo de las cobijas, por supuesto hay excepciones y existen personas a quienes esto no les importa, pero a otras muchas sí. 

Para conocer hasta qué punto el sobrepeso puede afectar el desempeño de las relaciones sexuales kienyke.com consultó a la experta en sexología Carmen Larrazábal (@dracarmenl), quien expresó que estar pasado más allá de la estética sí afecta el rendimiento en la cama. En el caso de los hombres, la experta explica: 

“El sobrepeso reduce la producción de testosterona afectando la libido y multiplicando los casos de disfunción eréctil. Cuando existe este problema la disfunción eréctil y el padecimiento de enfermedades cardíacas son señales de qué hay una enfermedad más extendida y no sólo al corazón, sino a través de todos los vasos sanguíneos del cuerpo.  
Comprender esta relación ayuda en el diagnóstico temprano y en el tratamiento antes de que agraven los problemas”. 

Para las mujeres, quienes se preocupan más por la forma en cómo se ven, Larrazábal propone sacudirse los complejos. “Para aceptar nuestro cuerpo primero debemos hacer un proceso para evolucionar a nivel de autoestima. Querernos un poco más y valorar más una buena salud que unos gorditos de más, no sin antes recomendar el cambio en el estilo de vida alimenticio y la inclusión de la actividad física para mantener el corazón en orden”. 

Posiciones sexuales para personas con sobrepeso 

Por último, para todas aquellas personas que tienen unos kilitos de más se les recomienda las siguientes posiciones sexales, que seguramente les hará pasar un buen rato en pareja. 

  • La primera consiste en un misionero con apoyo, es decir, poniendo almohadas para subir los glúteos. 
  • piernas voladoras, consiste en que la mujer se acueste boca arriba ubicando algunas almohadas en su trasero. El hombre se arrodilla y pone las piernas de su pareja sobre sus hombros. 
  • Invertidos, para esta posición el hombre se acuesta boca arriba con algunas almohadas bajo sus nalgas, flexiona las piernas de tal manera que sus pies queden sobre la cama, la mujer se ubica encima de él, cosa queda apoyada en las piernas de su pareja. 
  • Y por último, la posición fetal. Los dos están acostados de lado, el hombre se ubica detrás de la mujer para poder penetrarla.