Desde un papa hasta un actor de cine murieron mientras tenían sexo

Desde un papa hasta un actor de cine murieron mientras tenían sexo

14 de octubre del 2016

El sexo es uno de los mejores placeres del mundo, cada quien lo disfruta a su modo, hay quienes prefieren tener una actitud pasiva en la cama, mientras otros por el contrario son salvajes y aventureros. Sin embargo, hay quienes cruzan la barrera de la seguridad y se dejan llevar por la imaginación y el deseo y terminan terriblemente mal.

Lea también: Cinco mitos a romper sobre el sexo anal

Es por eso, que estos son algunos casos de famosos que perdieron la vida durante el acto sexual:

1.Mario Bugeanu: El jugador rumano de 24 años murió en 1999 mientras tenía sexo con su novia en el auto. La impaciencia por llevar a cabo el placentero momento hizo que el deportista olvidara apagar el motor del carro y él y su novia murieron envenenados por inhalar monóxido de carbono.

2. Nelson Rockefeller: El vicepresidente de Estados Unidos que empezó su periodo en 1974 y terminó en el 1977 a causa de su repentina muerte debido a que un orgasmo le arrebató la vida. El político murió de un ataque al corazón mientras sostenía relaciones sexuales con su secretaria Megan Marshak de 27 años. La joven tardó demasiado en llamar a una ambulancia por lo que fue muy imposible reanimarlo a tiempo.

3. Papa León VII:  Su papado reinó entre los años 936 – 939 y murió, según reportes de prensa, de un ataque al corazón mientras tenía sexo.

Además: Cinco mitos completamente falsos sobre el pene

4. Michael Hutchence: El vocalista de la banda de rock de INXS falleció a causa de una asfixia erótica según lo confirmó su exesposa. Sin embargo, existen otras versiones sobre su muerte que relatan que se trató de un suicidio.

5. David Carradine: El actor, recordado por producciones como la trilogía deKill Bill’ murió a los 72 años mientras practicaba asfixia autoerótica. Con el objetivo de darle más intensidad a su orgasmo, mientras se masturbaba quiso atar una cuerda a su cuello y genitales para así limitar el oxígeno que llegaba a su cerebro, acto que terminó por matarlo.