Kung Fu vaginal, una técnica para aumentar el placer

Foto: Shutterstock

Kung Fu vaginal, una técnica para aumentar el placer

28 de Mayo del 2017

Cada vez son más los estudios que se realizan y las técnicas que se descubren para disfrutar de la sexualidad en un cien por ciento. Pese a la cantidad de tabúes que aún se viven respecto al sexo, es de resaltar que ahora hay una mayor receptividad a la hora de hablar de trastornos sexuales, parafilias o de poner en práctica métodos para potenciar los orgasmos como es el caso del kung fu vaginal.

El kung fu vaginal es una alternativa a los ejercicios de Kegel, los cuales consisten en ejercicios en los cuales se contrae y se relaja este grupo muscular varias veces al día, en series de 20, realizadas tres veces al día haciendo una contracción por dos segundos.  Esto genera una tonificación y luego de varias semanas de practicarlo pueden estar más fuertes para hacer esta maniobra.

Kung Fu vaginal, la clave para potenciar orgasmos 

Pero el Kung fu vaginal va más allá. Esta técnica, utilizada principalmente en la cultura china desde hace siglos, se centra en ejercitar los músculos vaginales al introducir y contener unas pequeñas bolas, piedras o huevos de jade que, en conjunto, pueden llegan a pesar hasta cinco kilos.

A estas esferas o huevos, se les ata una cuerda de nailon que a su vez sostienen una bolsa con piedras. La magia del ejercicio consiste en contraer los músculos vaginales para contener los huevos de jade, a su vez se deben abrir ligeramente las piernas para posteriormente balancearse creando un efecto de péndulo.

El resultado de practicar Kung fu vaginal es el de fortalecer la zona vaginal y saber cómo contraer y relajar los músculos, lo que permite el control absoluto de la autoestimulación dando vía libre a mayores sensaciones, según Infobae.

Estos ejercicios también ayudan a que la mujer logre masajear el pene con la vagina, algo que le sumará bastantes puntos con su pareja.

El Kung fu vaginal se puede practicar de forma diaria, se recomienda que las principiantes lo hagan primero con bolas chinas y ya una vez cojan experiencia pasen a las piedras. Mantener la higiene es un factor fundamental para evitar infecciones vaginales y urinarias.