Perforarse el clítoris, ¿bueno o malo?

19 de noviembre del 2018

Esto dicen los expertos.

Clítoris

Entre las mujeres es válido implementar diferentes elementos en el sexo para encontrar la forma en que sea más sencillo llegar al tan deseado orgasmo. Últimamente se han visto tendencias poco usuales para incrementar la sensación en las relaciones sexuales, teniendo en cuenta que el punto G está ubicado en el clítoris, algunas han decidido perforarlo.

El ponerse una joya o arete en este órgano del aparato genital femenino, a modo de piercing, hay quienes aseguran, hace sentir más placer, o simplemente lo hacen por el misterio de guardar un erótico secreto debajo de la ropa interior.

Para más precisión, estas perforaciones no atraviesan en realidad el clítoris, se hace a través de un pequeño pliegue de piel por encima del órgano, llamado el capuchón del clítoris. Estas perforaciones se llaman piercings verticales del capuchón.

En caso de sentirse atraída por la idea, Julia Potter, directora asociada médica de medicina adolescente en la Universidad de Boston, advierte que “un piercing en el clítoris puede incrementar la sensibilidad excesivamente”, y de hecho puede causar un daño en el nervio permanentemente, razón por la que estas perforaciones se han vuelto tan populares.

¿Qué tanto duele? “La percepción del dolor es diferentes para todos y frecuentemente el dolor es influenciado por qué tan relajado se está (…) Depende de qué tanto temor o deseo se tiene sobre los estímulos dolorosos”, dice la experta. Esto quiere decir que si usted es una chica temeraria, amante de la adrenalina, todo estará bien, sin embargo, si le tiene miedo a las agujas, piénselo dos veces.

Pero es necesario saber qué tan seguro o peligroso es, siempre y cuando sea el capuchón y no el clítoris como tal, y se haga con un perforador experto, el riesgo es el mismo que se tiene con otro tipo de perforaciones. “El tejido vaginal tiene buen suministro de sangre y cicatriza bien”, explica Potter. Pero “Los riesgos incluyen infección y formación de tejido cicatricial).

Es posible que se de una reacción alérgica por el uso del arete o joya, sobre todo cuando está elaborado en níquel, prefiera los que están hechos de acero quirúrgico, si tiene la oportunidad o facilidad.

Para mantener el piercing del clítoris libre de infecciones lo que debe hacer es limpiar con solución salina y trate de ser suave con área que rodea mientras se sana por completo. Además debe orinar siempre después de la limpieza, ya que la orina es un esterilizador natural.

La perforación puede afectar su vida sexual dependiendo de la joya, Jamie Stevens, especialista en el tema, asegura, “Las verticales tienen más probabilidad de producir aumento en la estimulación sexual que los horizontales, dada la forma en la que se ubican contra las partes sensibles del órgano”.

Recuerde que debe usar ciertas barreras durante el sexo, condones si hay penetración o protectores dentales si es sexo oral, ya que el semen o la saliva pueden irritar el área perforada. Asimismo, Potter recomienda actuar con cuidado porque el piercing puede quedar atrapado o jalar algo.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO