El riesgo de usar juguetes sexuales

El riesgo de usar juguetes sexuales

19 de diciembre del 2017

Uno de los grandes temores de las parejas que llevan mucho tiempo de relación y que caen en la monotonía es el experimentar. Sin embargo, los expertos recomiendan recurrir a elementos como los juguetes sexuales ya que ayudan a encender la chispa del amor y recuperar esa confianza que por diferentes factores se perdió.

Los juguetes sexuales durante muchos años fueron estigmatizados por diferentes comunidades, ya que siempre existió ese mito que generaban adicción en quienes los usaban a tal punto, que se les acusó de ocasionar muchos divorcios ya que según la creencia popular ya no era necesaria la presencia de la otra persona.

Para tener un panorama mucho más claro sobre este tema, Kienyke.com consultó a Fernando Rosero, médico sexólogo de la Universidad de Barcelona quien afirmó que es completamente falso que su uso genere adicción.

“Desde una dimensión lúdica es completamente falso que los juguetes sexuales generen adicción. Sin embargo, se deben seguir ciertas recomendaciones higiénicas ya que su mal uso puede desencadenar en la transmisión de enfermedades sexuales”, aseguró Rosero.

Asimismo, el experto indicó que preferiblemente es mejor hacer uso de estos juguetes con preservativos y deben ser usados por una sola persona por recomendación médica.

Estas son algunas de las recomendaciones que entregó el sexólogo Fernando Rosero a Kienyke.com para evitar ser victima del mal uso de los juguetes sexuales.

  • Los juguetes sexuales son individuales e intransferibles.
  • En el momento de su compra se debe exigir el kit de aseo que tiene cada uno de fabrica.
  • Una vez lavados, deben ser bien secados para prevenir posibles irritaciones.
  • No guardar los juguetes sexuales húmedos porque son más propensos a una infección.
  • En caso de que el kit de aseo se agote puede hacer uso de los jabones tradicionales.

Además de estas recomendaciones, es necesario reconocer cuándo estos elementos cumplieron su vida útil, esto ya depende de cada uno y se identifica si en el momento de usarlos genera incomodidad o ardor.