La posibilidad de llegar al orgasmo estimulando los senos

18 de octubre del 2018

Solo necesita de buena técnica e imaginación.

Senos

shutterstock

Los senos hacen parte del atractivo de una mujer, tanto para los hombres como para ellas mismas, no hablando en cuanto a tamaño o forma, simplemente porque es un atractivo que caracteriza la feminidad. Lo que muchos no saben es que gracias a ellos es posible alcanzar el orgasmo.

Existen varios tipos de orgasmo, el que se alcanza a través de la vagina, el que se genera al estimular adecuadamente el clítoris, también conocido como Punto G en la mujer, pero además, lograr el clímax también puede conseguirse a través de otros métodos.

Según un estudio realizado por la Funfación Kinsey el 57% de las mujeres alcanzaron el orgasmo después de estimular su busto, sea con la boca o los dedos, mientras que el 12% de la muestra lo logró empujando o frotando su pecho contra el de su pareja.

KienyKe.com conversó con el sexólogo Fernando Rosero para conocer más sobre este estudio.

“Es posible alcanzar el orgasmo con los senos. El orgasmo es básicamente una manifestación, una representación del placer que tiene mucho que ver con el cerebro, este se puede estimular de muchas formas, no solo por la física directa sino por las fantasías, y en eso los cinco sentidos juegan un papel fundamental, sabemos que aproximadamente el 1% de las mujeres logra tener orgasmos sin que necesariamente se toque la vagina y que sea a través de los senos. La respuesta o el mecanismo es básicamente por estimulación a nivel cerebral, que produce, obviamente, toda la descarga erótica, entonces esto no es mito, es una realidad, como también podría lograrse a través del ano, hablamos de la desgenitalización, que es pensar y tener claro alcanzar el orgasmo sin estimular los genitales”.

Para que usted pueda lograr el orgasmo gracias a los senos lo que primero debe tener en cuenta es permanecer en calma, relajarse y entregarse al momento. Un consejo, en vez de utilizar los dedos, pídale a su pareja que haga uso de la lengua, que baje desde clavícula hasta el centro del pecho.

En caso de usar las manos hágalo con un suave y cuidadoso masaje en el busto, así empieza a estimular la zona. No se olvide de los pezones, sea con las yemas de los dedos o la punta de la lengua, para luego incorporar la boca, es decir, succionar. Solo disfrute del momento, que las dos personas estén involucradas y dejen volar la imaginación.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO