Fetiche con los pies, un cuestión de creatividad

29 de mayo del 2018

Para muchos, los pies son más que la parte del cuerpo encargada de sostenerlo, hay quienes los ven como algo divertido, misterioso y perverso, y en la actualidad se han convertido en un plus para la industria sexual. La joven neoyorkina de 19 años, Olivia dice terminar su semana con 800 dólares trabajando como prostituta […]

Pies

Para muchos, los pies son más que la parte del cuerpo encargada de sostenerlo, hay quienes los ven como algo divertido, misterioso y perverso, y en la actualidad se han convertido en un plus para la industria sexual. La joven neoyorkina de 19 años, Olivia dice terminar su semana con 800 dólares trabajando como prostituta de pies, según lo cuenta un importante diario británico. Basta con una buena pedicura para dejar que sus clientes los toquen, besen, acaricien o laman. Además, el hecho de no tener que desnudarse haría que la conciencia no pese tanto, como en otros casos.

Grandes personajes en la historia han mostrado en su trabajo gran interés por la podofilia: Quentin Tarantino en películas como Pulp Fiction, o el Rey del Rock & Roll, Elvis Presley, que según contaban hacía que sus ayudantes inspeccionaran a las mujeres, descalzándolas antes de tener un encuentro romántico con él.

En la actualidad artistas como Brithney Spears reconocen una afición en la que los hombres besan los pies, otras celebridades como Carlos Baute, Marilyn Manson o Ricky Martin también han confesado su gusto por la base del cuerpo.

Psicológicamente hay quienes sostienen que, por un lado, los pies y sus curvas, resultan similares a las caderas femeninas. Por otro lado, Sigmund Freud decía que en algunas culturas la experiencia del niño con su madre puede implicar adoración al pie, además esto es lo primero que ve el infante de la gente cuando empieza a caminar.

Sea cual sea la razón, este comportamiento es cada vez más común y está dejando de ser un tabú. En el mundo hoy existen muchas posibilidades de complacer al máximo este gusto, las páginas web que reciben mensajes como “conocer a una chica con pies bonitos y que deje que alguien juegue con ellos”. Además la industria de los juguetes sexuales ha sacado múltiples posibilidades para los interesados en esta parte del apasionante cuerpo humano.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO