Existen solo dos formas de engañar según expertos

23 de agosto del 2018

El género tiene que ver en estos dos casos.

Engañar

Así como cada persona es un mundo, las relacionas amorosas también pueden interpretarse de tal manera, cada una se desarrolla y funciona a partir de sus propias reglas, a partir de las circunstancias en las que se haya dado el amor, sin embargo, una experta en esta materia, asegura que solo existen dos formas, tipos o maneras de engañar a su enamorado.

Tammy Nelson, residente experta en relaciones de la red social Ashley Madison, dedicada a gente que está comprometida que quiere tener aventuras, afirma que el ‘poner cachos’ cae exclusivamente en dos cajas, explica el concepto de amoríos abrelatas, en donde uno de los dos engaña como una manera de terminar la relación en vez de confrontar directamente los problemas.

Según la especialista, esta forma de engañar es más común en las mujeres que en los hombres.  Pero en cuanto a por qué podría haber una igualdad en términos de cómo ambos géneros son infieles, James Preece, entrenador de citas, agrega que las mujeres son más propensas a serlo que los hombres como una manera de emitir una declaración concisa.

“Ellas saben que si son sorprendidas haciéndolo entonces esto va a traer un final rápido a la relación” agrega Preece.

Esto hace que ellas puedan ahorrarse tiempo si quieren un final instantáneo ya que de esta manera quien haya sido engañado sentirá que le dieron en el ego o en el orgullo, haciendo que el pedir perdón o cualquier otro intento de reparar el compromiso que tienen juntos sea algo casi imposible.

La segunda forma de engañar, que es más común en el público masculino, según Tammy Nelson es aquel tipo que lo hace “como una forma de llenar ese vacío que su matrimonio no logra”.

Para ser más específicos, una de los dos puede sentirse como si extrañara algo, tanto sexual como emocionalmente, por tanto, se pone el objetivo de buscar algo que llene esa ausencia a través de una aventura no consensuado en vez de hablar del tema con su pareja.

La persona que es infiel de esta manera no necesariamente va a querer terminar el compromiso que tiene actualmente, pero si estará interesado en calmar ese deseo incesante que no puede cumplir con su pareja bajo el método que sea necesario.

Con este estilo de infidelidad se esconde la típica frase de “es que el matrimonio perdió su chispa”, así lo revela una encuesta de Ashley Madison cuando se preguntó cuál era la principal razón por la que se inscribían en el sitio web.

Por otro lado, James Peerce explica que el ser infiel también puede ser un caso de sentirse tentado por coqueteos que provienen de terceros, lo que también es más frecuente en hombres. “Los hombres necesitan mucho más validación que las mujeres, entonces engañarán para tener más atención de alguien más”, añade el experto. “Esto los hace sentir más jóvenes, viriles y deseados”, menciona Peerce.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO