Ganar dinero lo hace peor persona

Ganar dinero lo hace peor persona

11 de agosto del 2014

Hay una frase que dice que el dinero “cambia a las personas”. Quizás sea cierto. Neurocientíficos de las Universidades de Toronto y Wilfrid Laurier en Canadá publicaron una investigación en la que analizan los cambios que sufre el cerebro de una persona cuando gana más dinero.

Hombre

De acuerdo con los resultados, al ganar más dinero, ocurre un cambio físico en la zona del cerebro encargada de la sensibilidad hacia las acciones y emociones de otras personas. Este cambio genera que sea más difícil ser empático con otras personas; es decir, ponerse en los zapatos del otro.

Según el estudio el área afectada en el cerebro es conocida como el “sistema de espejo”. En esta parte de la mente se encuentran procesadas las acciones que realizamos y que, a la vez, vemos a alguien más realizar. Además, nos ayuda a comprender las acciones de otras personas.

Politico

Durante el estudio, quienes se sentían más poderosos no tenían una actividad considerable. En cambio, las personas que se sentían sin poder ninguno, tenían más emociones con las experiencias de otros.

Lea también

¿Por qué no nos gustan las amigas promiscuas?

Adictos al trabajo tienen esposas más felices

El experimento se llevó a cabo con tres grupos: Al primer grupo se le preparó con una actividad en la que representaban poco control o poder, al segundo grupo en una una situación neutral, y al tercer grupo en una situación de alto poder.

Luego cada grupo tenía la tarea de observar acciones de otros. Entonces se medía la activación cortical (motora) para luego comparar los resultados entre los grupos. Los resultados mostraron que los participantes con alto poder presentaban menor activación motora en respuesta a las acciones de otros, lo que evidencia una reducción en este reflejo.

Mujer-millonaria

Estos resultados se suman a los obtenidos anteriormente en otros estudios. Por ejemplo, en 2010 se encontró que las personas de clases sociales más altas tenían mayor dificultad en identificar las emociones de otros al observarlos en fotografías, en comparación con compañeros de trabajo de clases sociales más bajas.

La conclusión de Daniel Keltner, psicólogo social de la Universidad de Berkeley, es: “el poder disminuye las formas de empatía”

Competencia mujeres