Guía para lograr multiorgasmos

8 de febrero del 2016

Tanto hombres como mujeres pueden lograrlo.

Guía para lograr multiorgasmos

Los orgasmos múltiples son una secuencia de orgasmos que van uno tras otro sin sentir pérdida del deseo sexual. Amplio es el número de mujeres que pueden lograrlo, una bendición recibida. Sin embargo, los hombres también pueden tenerlos y no se han enterado. Ambos lo pueden lograr con el debido entrenamiento.

Si se encuentra felizmente emparejado hay que ponerse manos a la obra. Si la mujer no pertenece al club de las anorgásmicas el trabajo será más sencillo para ambos. Lo importante, y esto es para los hombres, es gozar sin necesidad de llegar a la eyaculación, porque para las chicas la situación es más sencilla, pueden disfrutar una y otra vez sin tener que retardar nada.

Lea también: Mujer multiorgásmica vs anorgásmica

Control de emociones

José Manuel González, psicólogo y sexólogo clínico, especialista en terapia de pareja y terapia sexual, comenta que en el mundo occidental es muy común el acudir a elementos como el viagra u otros medicamentos que ayudan a mejorar el desempeño en la cama, pero la verdadera medicina está en uno mismo. “El hombre debe aprender a controlar sus emociones, no apresurarse y manejar su respiración, de esta manera puede llegar a tener orgasmos continuos sin llegar a la eyaculación”.

manos, sexo

Hay que resaltar que los orgasmos y la eyaculación son procesos distintos, aunque en la mayoría de los casos se presenten al mismo tiempo. En esto hace énfasis el sexólogo argentino, Ezequiel López, quien afirma que este proceso se da mediante una disociación entre la inminencia y la inevitabilidad, la primera entendida como la sensación que avisa que el orgasmo está cerca y la segunda es el final del acto, por lo tanto toda la magia está en la primera fase.

Por lo tanto es importante aclarar que el mejor medio de llegar a esta sucesión de orgasmos está en evitar llegar al punto del no retorno, ese momento justo antes de eyacular, porque de lo contrario no se puede hacer nada. Cuando las mujeres están en su punto, lo que se necesita es que su pareja la sepa estimular y ellas empezarán a empujar una y otra vez hasta que decidan cuando es el momento de parar, pero eso sí, es muy necesario que ambos estén en sintonía porque de lo contrario a ella se le hará sencillo fingir y quedarse con el trago amargo de no haber llegado a ningún Pereira.

Lea también: Fiestas swinger: Una de lujo y otra barata. ¿Cuánto vale?

Con la mente en el juego

Una vez están juntos y con la mente en el juego, se debe sacar provecho de la previa, los besos y las caricias son fundamentales para el comienzo de la excitación, como dice el doctor González “cualquier medio usado con destino a la excitación podrá llevar a la persona al gozo sexual, sea en pareja o no”, también agrega que el hombre debe trabajar más puesto que la mujer puede excitarse fácilmente con un buen beso o un roce en los senos.

Lo anterior lo confirma Ezequiel López, quien agrega que si ya de por sí ‘un orgasmo simultaneo es complicado…”. Recomienda que el hombre debe empezar este proceso por sí solo mediante la masturbación.

También son de mucha utilidad los ejercicios del músculo pubocoxígeo (PC) que se encuentra ubicado en el suelo de la pelvis. Estos ejercicios ayudan bastante a que la situación afloje. Como ya se mencionó para las chicas es más fácil, no se necesita mucho más que tener conexión con su pareja, contraer los músculos de todo el cuerpo, en especial contraerlos alrededor del miembro masculino mientras él la penetra, apretar y soltar, apretar y soltar.

El hombre debe jugar con el ritmo, más rápido, más lento, tatar de tener una respiración lenta y profunda, controlar y separar la sensación de orgasmo y de eyaculación y usar su entrenamiento del músculo pélvico, de esta forma podrán retrasar la eyaculación o aguantarla así se generan una serie de contracciones pélvicas, que bien controladas los puede subir de nivel la sensación de placer.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO