Hipersensibilidad al semen: placer limitado

Hipersensibilidad al semen: placer limitado

25 de octubre del 2017

Así como el sexo tiene una cara placentera, sexy y maravillosa; también tiene otra más oscura, la de las parafilias, trastornos y enfermedades como la que se tratará en este caso: la alergia o mejor dicho ‘la hipersensibilidad al semen’

Aunque no es muy frecuente y suene un poco absurdo decirlo, hay quienes para disfrutar del sexo es extrictamente necesario usar condón, no solo para evitar los embarazos y enfermedades de transmisión sexual, sino también para evitar pasar por una bochornosa y muy incómoda situación. La alergia al semen por lo general se presenta en personas atópicas, es decir, más propensas padecer alergias. 

En diálogo con Kienyke.com, el médico sexólogo Carlos Quintero Malo explica que: “el semen tiene un contenido de proteínas y eso puede producir una reacción adversa en el cuerpo femenino. Esa respuesta de hipersensibilidad se traduce en un escozor, rasquilla, prurito y mucha molestia por sensación de inflamación”. 

Pedro Ojeda, alergólogo de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC) dijo en un momento para la BBC que la forma de evitar la hipersensibilidad al semen es eyaculando fuera del introito vaginal, abstinencia sexual o haciendo siempre uso del preservativo. Sin embargo, si una mujer es alérgica al semen y quiere embarazarse ¿qué puede hacer?

“Lo que se produce es una respuesta de hipersensibilidad sin que exista un compromiso en la condición general de la paciente. El problema se puede manejar con antihistamínicos (medicamento para reducir o eliminar los efectos de las alergias) sin ningún inconveniente”, expresa Quintero Malo. 

¿Los hombres pueden pueden tener alergia a su propio semen?

La BBC cita el caso de un hombre de origen chino que sufría de grietas en su piel cuando era expuesto a su propio esperma. Por otro lado, en el medio británico The Sun, para el año 2011 publicaron un estudio del holandés Marcel Waldinger, quien analizó a más de 40 hombres para investigar el síndrome post-orgásmico, por los síntomas que éstos presentaban, pero se dio cuenta que detrás de todo existía la posibilidad de una hipersensibilidad al semen. Sin embargo, Carlos Quintero Malo dice que no ha conocido pacientes con esta condición.