Los hombres guapos tienen poco éxito laboral

Los hombres guapos tienen poco éxito laboral

2 de diciembre del 2018

Según la mentalidad de la sociedad, se podría decir que las personas que posean belleza tendrán más oportunidades de triunfar en la vida, sea a nivel sentimental, laboral o familiar. Pues parece que para los hombres guapos esta cualidad física podría costarles caro.

Como se puede evidenciar en un estudio publicado en la Universidad de Maryland en Estados Unidos, donde se declara que los hombres que cumplan con los estándares establecidos de belleza en el mercado, lo que las personas suelen comúnmente denominar como guapos, tienen menos oportunidad de ser exitosos en el trabajo.

Puede que ser bello de rasgos proporcionados y simétricos les lleve lejos en el tema de las citas, pero en el mundo laboral esto no se traduce. Los investigadores que presentaron el estudio mencionado encontraron que estos hombres son frecuentemente vistos como una amenaza latente por quienes los entrevistan o reclutan.

En dado caso de que sí consigan el puesto, si logran quedarse en la empresa es usual que constantemente reciban malos tratos por parte de sus jefes,  es decir, resultan una amenaza en el ambiente de trabajo.

La persona que lideró esta investigación mencionó que esto se debe a que tanto como los reclutadores como los jefes o personajes en puestos altos suelen dejarse llevar por los estereotipos asociados a una buena apariencia física en cuanto a un alto rendimiento, para ser más exactos, sienten que un hombre guapo en cualquier momento les puede quitar el puesto.

El profesor Manuel Noguera Ballún del Máster Universitario en Psicología del Trabajo, Organizaciones y Recursos Humanos de Blanquerna, sostiene que el proceso de selección no se puede basar en factores convencionales, el mejor candidato nunca será el más inteligente o el más guapo, sino aquel que se acerque más al perfil buscado, el que tenga las habilidades para ocupar el puesto.

Esta investigación arrojó resultados que comprueban que hasta los reclutadores profesionales tienen la idea o el concepto de que las personas físicamente más agraciadas tienen más facilidades para obtener éxito, esto se interpreta como la probabilidad que existe de perder el trabajo por estos individuos, entonces prefieren eliminar el chance de que eso sucede y cortarles el camino en el trabajo.

El estudio demostró que esta idea solo sucede con los hombres, según ellos, las mujeres guapas no son consideradas como competencia.