El ‘juego previo’ no debe quedar en el olvido

El ‘juego previo’ no debe quedar en el olvido

24 de Septiembre del 2017

La sexualidad es uno de los temas más importantes en la vida del ser humano, por lo mismo es uno de los asuntos más estudiados tanto a partir de la psicología como de la salud física.

Así que los resultados de un reciente estudio chileno, deben servir para que los que llevan una vida en pareja o los que tienen compañeros sexuales recurrentes, le pongan atención a un aspecto básico en cualquier relación. El juego previo antes del sexo no se debe olvida. Aquí la razón. 

El Centro Miintimidad, del país austral, hizo un estudio que recoge una muestra de 1.000 personas con una edad promedio de 31 años. El resultado que obtuvieron los investigadores es que el 57.3% de los pacientes entrevistados confesaron sentir que el juego previo que tienen con sus pareas es insuficiente o corto.

Ante esto, la directora del instituto dedicado a la sexualidad y sus estudios relacionados, Odette Freundlich, sostuvo que muchas personas son ignorantes respecto a estos temas y su relevancia.

Freundlich comentó que sus pacientes, al no prestar atención a la dinámica previa al acto sexual, sufren de poca satisfacción propia y con su pareja, algo ligado a la poca creatividad y atreverse a provar cosas nuevas.

“Cuando le digo a mis pacientes que mientras dure el tratamiento no podrán tener penetración vaginal, pero sí está permitido todo el resto, me preguntan: ¿pero qué haremos si no hay coito?”, manifestó la investigadora en relación a este problema. 

Otro resultado del análisis es que el 77.4% de las mujeres demuestra tener dificultad o imposibilidad de tener penetración vaginal. Es aquí donde yace el problema de no jugar o estimular a la pajera previo al coito.

Los especialistas sostienen que esta situación es más común de lo que se cree entre las parejas sexuales, porque los hombres tienen menos dificultad al excitarse y generar erección, mientras que las mujeres, necesitan un poco más de tiempo, un proceso que de pie a la dilatación y erección de su órgano sexual. Porque si no es así, se puede presentar el vaginismo, disfunción sexual que genera espasmo intenso en la vagina, lo que hace que durante la penetración, se experimente un gran dolor.