Por culpa de su adicción al sexo perdió su trabajo y varios amigos

Por culpa de su adicción al sexo perdió su trabajo y varios amigos

26 de abril del 2016

Sami Walton es una británica de 29 años que se declara a sí misma adicta al sexo, así lo confesó en una entrevista al diario Sunday People. Dice que es ninfómana. Su adicción la ha llevado a tener serios problemas, además que para tranquilizarse necesita tener encuentros sexuales al menos 10 veces al día.

Lea también: El infierno de los adictos al placer sexual

A los 20 años, luego de cortar con su novio, Waltson empezó a sentir un desenfreno por las relaciones sexuales casuales con hombres y mujeres en determinado lugar. “Algunas tardes no tenía nada que hacer y me iba a un bar, pedía una copa y me sentaba a esperar hasta que encontraba a alguien para llevármelo a la cama”, confesó Sami en la entrevista.

Lea también: Contundentes razones por las que el sexo es la base de la felicidad

Tenía varias relaciones al día, hasta el amanecer, en lugares lejos de su casa sin recordar el nombre ni la cara del hombre con quien se había acostado horas atrás. “Las cosas se me salieron de control completamente. Espanté a mis amigos porque todo lo que me importaba era el sexo”, dijo Walton.

Así mismo se quedó sin trabajo, llamaba a su jefe para avisarle que no podía ir a trabajar, aunque su patrono entendió su enfermedad no pudo continuar pagándole porque nunca terminaba una tarea interpuesta, así que su vida entró en caos.

“Tenía una lista de gente con la que me acostaba regularmente, los llamaba ‘amigos con beneficios’, pero también dormía con extraños. Sé que me expuse a situaciones de mucha peligrosidad porque me iba a casa con personas que no conocía en absoluto”, indicó la mujer de 29 años quien admite que conocer a James, su actual pareja, ha sido un alivio.

James Keates su actual novio de 38 años es su pareja, el confesó en la misma entrevista que creyó haberse sacado la lotería con Sami, pero que nadie sabia lo agotador que puede ser, “con todo, intento ser comprensivo”,declaró James, “he tenido que sostener cerca de 40 veces en un solo fin de semana, algo que apenas pudo soportar”.

Sami sin embargo, solo guarda elogios para su novio, “Soy muy afortunada en tener a James. Él no sólo tiene la resistencia para seguirme el ritmo, es un gran apoyo para mí y nunca me juzga cuando tengo un mal día”.

James promueve a su novia suficientes juguetes sexuales para que se divierte mientras el se abstiene, “Ahora estoy un poco más grande y me puedo cansar y sé que eso le baja mucho el ánimo a Sami. Trato de ser lo más comprensivo posible”, confeso James.