Una isla para pedir por la fertilidad

Foto: Shutterstock

Una isla para pedir por la fertilidad

27 de Junio del 2017

La playa Phra Nang, ubicada en Indonesia es un sitio paradisíaco. Se encuentra rodeada de acantilados e islotes alrededor, los cuales hacen que su belleza sea catalogada como una de las mejores playas que hay en el mundo. Se puede ver que sus aguas son limpias y cristalinas, y sus granos de arena finos.

Sin embargo, uno de los sitios que llama más la atención de los turistas es la cueva de Tham Prha Nang Nok, que traduce ‘La cueva de la Princesa Sagrada’, donde se pueden encontrar multitudinarios elementos fálicos (dildos) hechos de  madera, dedicados a la diosa de la fertilidad y virilidad, Phra Nang.

Miles de turistas y nativos que visitan cada año esta impactante cueva llevan también sus peticiones y por supuesto sus creaciones díldicas, para que los dioses favorezcan sus vidas de manera positiva tanto en sus viajes como en sus relaciones sexuales. Todas las ofrendas que se realizan en el curioso lugar tienen formas de genitales masculinos, asociados directamente a una vida fértil y son decorados a la imaginación de cada persona. Otro aspecto llamativo es que el olor del incienso que acompaña las ofrendas se siente en toda la cueva.

Los pescadores y habitantes del lugar, llevan presentes a la diosa de la fertilidad, como flores y velas, para que el viaje en sus barcas sea seguro y adicionalmente le elevan plegarias al dios hindú Shiva, guardián de la naturaleza y deidad de las fiestas, la alegría, del erotismo, el desenfreno y el placer sexual.

Esta tradición milenaria, cuenta la leyenda, inició cuando la hermosa princesa Phra Nag, diosa de la fertilidad, murió en un naufragio. Otra versión de esta historia dice que la deidad era esposa de un pescador que había naufragado en el mar y ella, envuelta en un gran dolor se quedó esperando en aquella cueva a que su marido regresara, pasando así el resto de su vida.

Además de su rica historia, este paraíso cuenta con zonas para hacer distintos deportes, hoteles adecuados para que los visitantes disfruten de un lugar lleno de vegetación, realicen actividades ecológicas, disfruten de sitios inexplorados y que gocen de una gran experiencia alrededor de una leyenda que celebra la sexualidad.