‘Jelqing’, ejercicios para agrandar el miembro masculino

Foto: Shutterstock

‘Jelqing’, ejercicios para agrandar el miembro masculino

4 de Julio del 2017

Los ejercicios de ‘Jelqing’ consisten en una supuesta extensión del miembro masculino. Es una técnica milenaria y natural para brindar un mayor tamaño al órgano reproductor de los hombres.

Existen otras formas como los procedimientos quirúrgicos, el consumo de fármacos o ungüentos para que el alargamiento sea efectivo y el hombre se sienta con mayor seguridad en la cama. Sin embargo, con este método en particular el hombre evita los mecanismos invasivos o médicos. Además, no tiene ningún costo.

Lea también: ¿Por qué se asocia en enojo con la falta de sexo?

Para hacer el Jelqing se realiza un ejercicio manual se conoce como ‘ordeñe’. Estos ejercicios requieren de cuidado, comienza con un precalentamiento para estimular la irrigación sanguínea y oxigenar de manera correcta los tejidos internos del miembro.

Lea también: ¿El amor está en el olor?

Si está interesado en saber cómo es el proceso, siga los siguientes pasos:

1. Se debe mojar una toalla con agua tibia, no muy caliente para evitar laceraciones en el miembro. Luego escurrirla un poco y enrollarla en el pene, cubriendo desde la base hasta la punta. Deje actuar de 5 a 10 minutos.

En el anterior calentamiento es importante saber que el genital debe estar medianamente flácido y no en su completa erección.

2. Hacer  ejercicios de estiramiento en diferentes direcciones. Primero con su mano libre coja desde la base del genital hasta la base del glande en forma ascendente. El ejercicio debe tener cierta presión, pero evitando lastimarse.

El ejercicio se debe hacer con una erección, que se encuentre entre el 75 o 90% de la misma, para que se pueda maniobrar de manera sencilla. Es recomendable realizar la actividad en 5 repeticiones de 30 segundos y descansar entre cada una.

Después realice el mismo ejercicio, pero llevando su miembro hacia un lado y luego al otro. Hay que hacer las mismas repeticiones y tomar reposo.

3. Masajee el glande hasta conseguir una erección y posteriormente tome el miembro por la base con los dedos índice y pulgar y tire hacia delante, para que la sangre circule hacia la punta.

Presione unos segundos la base del pene, para que la irrigación se haga de manera correcta. Es importante que no se salte ningún paso.

Todos los ejercicios se deben hacer con la posición de la mano, formando el signo de OK, de manera que los dedos sobrantes queden en posición hacia el hueso púbico.

La constancia de los ejercicios permitirá que las manipulaciones genitales produzcan resultados, pero estos no se harán evidentes de un momento a otro. Por ello es recomendable realizarlos constantemente.

Para complementar los ejercicios, puede ayudarse de lubricantes y así evitar irritaciones en la zona. Además, cada sesión debe durar de 30 a 45 minutos, según los expertos.

Adicionalmente, los expertos recomiendan que este tipo de actividad se refuerce con los conocidos ejercicios de kegel, para tonificar y entrenar los músculos pubococcígeos, que se encuentran en la zona del perineo, ano y testículos.