Perdió 99 kilos sin hacer dietas

Perdió 99 kilos sin hacer dietas

17 de septiembre del 2015

En diálogo con el portal Mind Body Green, Jon Gabriel relató cómo hizo para perder 99 kilos sin hacer dieta. “Llevo más de 10 años en ese mismo peso y no sigo ningún régimen: como lo que quiero y cuando quiero”.

Lea también: ¿Realmente las gaseosas engordan?

Gabriel cuenta que duró casi una década haciendo todo tipo de dietas para tratar de bajar de peso y aunque perdía cuatro kilos, descubrió que “acaba ganando seis entre dieta y dieta”.

También le puede interesar: Siete errores que impiden bajar de peso

“En 2001 pesaba más de 185 kilos. Intenté todas las dietas que se me ocurrieron para bajar de peso. Incluso estuve durante dos meses con el fallecido doctor Atkins –padre de la famosa dieta que lleva su nombre–, quien, después de cobrarme miles de dólares, lo mejor que podía hacer era gritarme por ser tan gordo”, recuerda.

Siguiendo el régimen de muchas dietas, durante años eliminó de su alimentación muchos alimentos  y acompañaba su régimen de ejercicio duro.

“Pensé, ‘voy a perder peso gracias a la fuerza bruta y a la voluntad’”, cuenta Gabriel, “pero después llegaba un momento inevitable en el que no podía aguantar más. Fuese el que fuese el peso que había perdido con la dieta volvía a recuperarlo en cuestión de días e incluso una semana después era dos kilos más gordo que antes de empezar”.

Jon cuenta que el once de septiembre de 2001, cuando estuvo a punto de subirse a uno de los aviones que se estrelló contra el World Trade Center, su vida cambió.

“Esa experiencia me hizo sentir como si estuviera viviendo un tiempo prestado. Ahí estaba yo, matándome a trabajar en Wall Street con un nivel de estrés laboral que odiaba, y el universo me había dado una segunda oportunidad”.

Cuenta que después de eso dejó de gastar miles de dólares en dieta y decidió invertir su tiempo para estudiar.

“Armado con una sólida formación en bioquímica en la Universidad de Pennsylvania, invertí doce horas al día en investigar todo lo que pude acerca de las hormonas, enzimas, neurotransmisores y masajeadores químicos que causan el aumento de peso”.

“Me enteré de que la pérdida de peso sostenible no se trata de contar las calorías, sino de conseguir que el cuerpo esté en el ambiente hormonal adecuado para adelgazar. El tema debe ser abordado desde una perspectiva que incluya mente y cuerpo. Hay que adoptar un enfoque holístico que observe nuestra vida psicológica y emocional, tanto como qué, cuándo y cuánto comemos”, explica también en su libro Visualization for Weight Loss: The Gabriel Method Guide to Using Your Mind to Transform Your Body (Hay House).

En dos años y medio, cuenta Jon, “perdí 99 kilos sin hacer dieta. Llevo más de diez años en ese mismo peso desde y no sigo ningún régimen: como lo que quiero y cuando quiero. ¿Magia? No. estas fueron las claves”.

1. Dejé de hacer dieta y comencé a nutrirme

2. Curé mis malas digestiones

3. Acabé con mi apnea del sueño

4. Empecé a usar prácticas mente-cuerpo

5. Creé una vida más sostenible

6. Arreglé algunos problemas emocionales

7. Desintoxiqué mi cuerpo