¿Mirar los senos de una mujer alarga la vida?

Foto: Shutterstock

¿Mirar los senos de una mujer alarga la vida?

4 de abril del 2017

Según se menciona en un estudio publicado por la revista ‘New England Journal of Medicine’,  observar con detenimiento los pechos de una mujer, genera más tiempo de vida. Cuando los hombres fijan su mirada por más de 10 minutos sobre esta parte íntima de las mujeres, pueden ganar hasta cinco años por encima de los que no lo hacen. Esta acción provoca que todas las estructuras del organismo se reanimen, sobre todo las del sistema cardiovascular, ocasionando que la frecuencia cardíaca aumente, el corazón bombee sangre con más fuerza y las arterias se relajen, por lo que la tensión arterial baja y esto reduce el riesgo de infartos.

Kienyke.com, habló con la sexologa Nereyda Lacera Reales, quien analizó los resultados de dicho estudio y dijo lo siguiente:

“En cuanto a la salud, la sensación y bienestar que siente el ser humano cuando ve satisfechas sus necesidades sexuales, el erotismo, esa chispa que tenemos al mirar, al sentir, al oler, se activa con la visualización de los senos”, en el caso de los hombres. “Lo que origina una cascada de reacciones fisiológicas, entre ellas el aumento de la frecuencia cardíaca, el aumento de la vasodilatación y eso, por supuesto produce una mayor salud física y mental”.

La doctora, también hizo hincapié en que no se trata solo de mirar los pechos de una mujer, puesto que lo que realmente causa dichos efectos positivos para el organismo, es la excitación sexual, la cual no necesariamente se origina por observar los senos.

“Hay producción de oxitocina (neurotransmisor que genera la sensación de apego, de emoción, y en cuanto al sexo produce excitación), no tanto cuando se miran los senos, sino cuando se tocan, se acarician o se besan”.

Por último, en un intento de aclarar el por qué de la atracción masculina hacia el busto femenino, la sexóloga Nereyda manifestó:

“La atracción erótica que tienen los senos de una mujer sobre los hombres, todavía no tiene una única explicación. Empiezo diciendo que los senos, inicialmente, en el cuerpo femenino, no tenían la connotación erótica, sabemos que los senos tienen una función de alimentación de la cría, pero cuando la humanidad empezó a darle ese matiz erótico empezaron a tejerse teorías, y quizás la más conocida es que el ser humano recuerda el primer vinculo amoroso que tuvo con su madre.”