La realidad del poliamor y las relaciones abiertas

28 de junio del 2018

El haber crecido con telenovelas y películas de Disney ha implantado en la sociedad occidental que la única manera de vivir el amor pasional o romántico a través de la monogamia. De esta manera, resultaría un mundo extraño o incorrecto en el que se reproducen el poliamor y las relaciones abiertas. Este tipo de relaciones […]

La realidad del poliamor y las relaciones abiertas

El haber crecido con telenovelas y películas de Disney ha implantado en la sociedad occidental que la única manera de vivir el amor pasional o romántico a través de la monogamia. De esta manera, resultaría un mundo extraño o incorrecto en el que se reproducen el poliamor y las relaciones abiertas. Este tipo de relaciones son tan saludables y prosperas como las convencionales. Estos son algunos de los mitos y realidades de sus alternativas.

Para empezar, se dice que las personas que practican el poliamor o las relaciones abiertas siempre están insatisfechas, este fundamento no tiene ninguna base, o así lo confirma la reconocida psicóloga Melissa Mitchell, ya que en estas relaciones se profesan valores positivos entre una persona y la otra, tanto a nivel colectivo como personal, solo que estas personas son independientes, sintiendo el apoyo de una manera diferente, comparando a los seguidores de la monogamia.

¿Las personas que siguen el poliamor tienen problemas psicológicos? Ninguna relación será perfecta, sea monogámica o poliamorosa. El proceso del amor es igual en ambas situaciones. Algunos profesionales mencionan que las personas con noviazgos o compromisos abiertos tienden a ser más creativos y menos conformistas. Ninguna de las dos posibilidades sería más disfuncional, sería poco preciso valorar de problemática la versión progresista.

Algo que suelen decirles a las personas en relaciones abiertas es como, “Si estás con la persona indicada no necesitas de alguien más” bajo este argumento, entonces el poliamor no existiría. Resulta ingenuo pensar que la persona indicada se satisfacen todas las expectativas y necesidades. En el poliamor, usted no tiene que ser esa persona que la otra persona busca, nunca se puede ser lo que la otra persona quiere en totalidad.

Otra cosa que suelen comentar es que este tipo de relaciones lo único que buscan es tener sexo porque se evita el compromiso. Ni las abiertas o las poliamorosas funcionan así, solo tienen acuerdos diferentes, sabiendo exactamente lo que se desea.

El poliamor defiende elementos honestos y responsables, dejando lo posesivo atrás, siempre existirá el elemento sentimental y amoroso, dejando el erotismo y lo sexual en un plano diferente.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO