“No me pagan por ser objetivo, sino por ser honesto e independiente”

“No me pagan por ser objetivo, sino por ser honesto e independiente”

23 de diciembre del 2014

El caricaturista Vladimir Flórez, más conocido como Vladdo, presentó ante un grupo de amigos cercanos su primer libro titulado “20 años no son nada”, en el cuál realizó una recopilación de caricaturas, fotomontajes escritos y textos publicados en la revista Semana desde 1994.

Lea también: Vladdo describe sin piedad a políticos y periodistas

En la presentación del libro participó el exministro Juan Lozano y el escritor Ricardo Silva Romero. Desde el comienzo de la charla, Lozano develó el origen de la fama de Vladdo. “Había un agente de finca raíz llamado ‘Vladdo’, quien desde que estaba en el colegio pintaba ‘monachos’ en el cuaderno. Después ese agente de finca raíz encuentra que el periódico La República cometía un error editorial imperdonable: que no tenían  un caricaturista. Entonces este agente decide pasar por ahí, y gracias a un portero que lo dejó pasar, es que conocemos al Vladdo de hoy”, cuenta Juan Lozano, exsenador uribista.

Escuche a Vladdo describiendo su nuevo libro, 20 años no son nada:

El escritor Ricardo Silva Romero, autor de ‘El libro de la envidia’, también le pidió al artista que desempolvara los recuerdos sobre sus primeros momentos en La República, donde debutó como caricaturista. El día que lo contrataron, Vladdo estaba dibujando un soldadito. “Me lo inventé y lo pinté de distintas maneras. Aquí tengo esa caricatura”.

primera caricatura Vladdo

Para Vladdo, en el ejercicio de la caricatura se “aprende a condensar y resumir mucho. Yo soy capaz de resumir muchas cosas en una imagen”. Es un contador de historias y altoparlante de opiniones que logra movilizar opinión a través de una imagen.

Lea también: Vladdo, al derecho y al revés

Un claro ejemplo, que destacó Juan Lozano, fue la gran cantidad de dibujos que hizo Vladdo del Palacio de Nariño, en los que logró sintetizar el paso de los diferentes poderosos que gobernaron a Colombia.

“Hay un dibujo extraordinario que es (el expresidente Ernesto) Samper convertido en alcancía. Ese dibujo -molestia aparte- es la mejor caricatura del proceso 8000. Es un ejemplo, porque la caricatura de la alcancía con el hueco en la espalda significa Samper diciendo que ese dinero que entro a la campaña fue a sus espaldas”.

Escuche a Juan Lozano contando cuál ha sido la caricatura que más le ha gustado de Vladdo

Lea tambiénEl kamasutra político del caricaturista Matador 

El caricaturista también habló de los mandatarios que más ha dibujado, y aquellos que –hasta ahora- se han salvado de su lápiz porque no han llegado a Palacio de Nariño.

“Creo que a mí me hubiera gustado ver a Álvaro Gómez Hurtado en la presidencia. Recuerdo que fue el único colombiano que murió con dignidad de expresidente sin haber pasado por la presidencia. En una época me había gustado ver a Galán en la presidencia aunque hay que recordar que Galán estaba demasiado condescendiente con el Partido Liberal. Me hubiera gustado ver a Mockus”.

Vladdo también habló de la independencia de su trabajo con el poder y la plata. “Por fortuna no le debo nada a nadie, a ningún político. Nadie me ha pagado en estos 20 años con favores ni nada de eso. Ningún político, empresario o dirigente de este país me han pagado para que diga o me quede callado. Para mí eso es  una satisfacción muy grande (…) Nunca he pretendido ser quirúrgico, ni antiséptico. Yo me contagio y me contamino con la política, y creo que  uno tiene que tomar posiciones en la vida, y en las caricaturas, y en las campañas presidenciales es difícil sustraerse. Pero a mí no me pagan por ser objetivo; me pagan por ser honesto y por ser  independiente”.

Escuche a Ricardo Silva contando cuál ha sido la caricatura que más le ha gustado de Vladdo

Ricardo Silva le contó a Vladdo la reflexión que le quedó tras ojear su libro. “Lo que le recuerda a uno es que en 20 años no ha pasado nada. Sigue pasando lo mismo; hemos tenido los mismos protagonistas siempre: es como Padres e Hijos. Es un libro de historia porque prueba que lo que pasó hace un tiempo en el país, no lo hemos pasado de página”.

-¿Sus impresiones sobre el gobierno de Álvaro Uribe?- le cuestiona Ricardo Silva a Vladdo.

-Uribe es un tipo muy ágil; es un gran  comunicador que se sabe sintonizar con la gente y sabe decir las cosas, y es mucho mejor comunicador que (Andrés) Pastrana, quien era periodista, entonces en el tema de Uribe hubo dos cosas que no me gustaron: el tema autoritario y el tema religioso. Yo a Uribe no lo creí, lo conocí  lo traté, lo entrevisté, estuve emparrandado en una parranda vallenata y él no tomaba porque si tomaba se volvía un gamín. Y si es gamín sin tomar, ¿cómo sería si tomara? ¿Se lo imaginan que envíe mensajes en Twitter borracho?

Pero Vladdo tiene una opinión diferente de la esposa del exmandatario. “Curiosamente la señora Lina Moreno de Uribe me parecía mala persona. Estuve tomando onces en la casa presidencial con  ella. Me daba choricito, arepa paisa y café, y ella fumaba a escondidas de Uribe. Se hacía en una salita que tenía un patiecito de aire libre y me decía: Si Uribe se entera que yo fumo, se pone bravísimo. Yo creo que no se daba ni cuenta porque ni besos debía darle; si uno tiene una novia fumadora, uno se da cuenta”.

Vladdo, Juan Lozano, Ricardo Silva Romero

Vladimir Flórez anticipó algunos detalles de los dibujos con los que seguirá opinando sobre el actual gobierno, el de Juan Manuel Santos.

“Santos esta cuadrando el proceso de paz y la agenda del proceso. Es el final de un camino y el comienzo de otro, porque la paz no es fácil ni inmediata; porque todos queremos que las FARC se entreguen y les den plata para el taxi y se vayan a vivir a Ciudad Bolívar. Eso es lo que quieren algunos pero no se puede así, porque entonces ¿qué reconciliación y qué normalización de vida?, ¿qué tal si Obama dice que normaliza las relaciones con Cuba y después dice que no pueden venir a visitar el país?”, aseguró.

¿Vladdo es optimista con el proceso de paz? Fue otro de los interrogantes surgidos durante el conversatorio, en el que mostró algunas caricaturas que ha hecho respecto a estos diálogos.

“Soy optimista con el proceso de paz, y creo que el gobierno ha fallado en comunicarle a la gente sus avances. Yo creo que hay que crear una pedagogía de la paz  porque no queremos más la guerra”, sostuvo el caricaturista, quien reconoció que el paso más duro que viene es la reconciliación.

“¿Cuántos colombianos estamos dispuestos a aceptar que nuestro portero de nuestro edificio sea un desmovilizado? para lo único que sirvió el debate tonto de Petro con las viviendas de interés prioritario en los estratos altos fue para mostrar lo bárbaro y lo clasista o discriminadores que somos los colombianos. Este país puede salir adelante. Vamos a tener problemas pero yo creo que vale la pena ser optimista. Quiero tener una mejor forma de vivir, porque estamos mamados y las FARC tienen la edad mía; y es una cosa absurda”.

Vladdo

Al final del conversatorio Vladdo firmó el libro que cada invitado compró.