Obesas mórbidas frente a la web cam, el nuevo fetiche sexual

5 de julio del 2016

Pueden ganar hasta $500.000 en un solo día.

Obesas mórbidas frente a la web cam, el nuevo fetiche sexual

“Super Size Big Beautiful Women”, una comunidad en internet de modelos de talla extra grande que se dedican a realizar vídeos sensuales en dos modalidades. Muestran sus curvas o comen desaforadamente comida frente a la cámara.

Caitlin Finley es una mujer de menos de 30 años que se gana la vida con un mercado en Internet poco común, el consumo de alimentos en webcam para cumplir con los deseos sexuales de algunos hombres.

Lea también: En internet existe una biblioteca de orgasmos femeninos

Finley afirma que espera llegar a ser una de las mujeres más conocidas en la escena “Super Size Big Beautiful Women”. “Me encanta la manera en que me veo, por ello empecé a subir de peso, eso me hace sentir sexy. Mi especialidad es frotar y agitar mi vientre para la cámara.”, aseguró para Huffpost Lifestyle.

Para asegurar su peso, esta mujer consume 10.000 calorías al día, para lograrlo realiza varias sesiones por webcam, logrando una ganancia de $500.000 diarios.

Finley no es la única en esta industria, como ella, hay cientos de mujeres en el Reino Unido y en Estados Unidos.

Bobbi-Jo Westley es una mujer de 43 años que decidió sacarle provecho a su obesidad mórbida. Se dedica a subir videos donde en poses provocativas consume grandes cantidades de alimentos, en algunos casos también los frota sobre su cuerpo, dejando el rastro de la grasa sobre su cuerpo obeso. “A muchos de mis clientes eso los excita”, dice.

Esta mujer que pesa 220 kilos, es madre de cinco hijos. No teme mostrar su cuerpo ante las cámaras y asegura que muchos hombres la encuentran atractiva. “Soy muy segura de mi cuerpo, así que quiero mostrarme al mundo desnuda, en sostén o calzones, eso lo elijo yo”, declaró la mujer a Daily Mail.

Además: Agrandarse el pene no es doloroso

Las mujeres que trabajan en esta industria, aseguran que los hombres encuentran un atractivo en sus grandes caderas y su trasero. Las suscripciones en sus cuentas crecen cada día, en algunos casos los hombres les realizan peticiones: “Me piden que coma carne cruda o tome vasos de grasa de tocino, no las cumplo todas pero sí trato de hacerlos felices”, añade Finley.

Para ellas su salud es primordial, por eso se encuentran en constantes chequeos médicos, aunque todas afirman que buscan incrementar su peso para ‘ser más atractivas’.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO