¿Por qué recomiendan a las parejas dormir separados?

6 de diciembre del 2019

Esto recomiendan los expertos.

parejas

freepiik

¿Cuál es el gran secreto para que una relación dure a lo largo del tiempo? Algunas parejas confiesan que la clave es dormir separados, en camas diferentes, casas diferentes, incluso ciudades diferentes. La ganadora del Oscar, Gwyneth Paltrow y su marido, Brad Falchuk duermen en camas separadas. Los actores Kaley Cuoco y Karl Cook admitieron que durante el primer año de casados vivieron en casas diferentes. Asimismo, la modelo Ashley Graham y su pareja Justin Ervin, han pasado la mayor parte de los diez años de relación que llevan en diferentes estados.

Teniendo en cuenta lo que la sociedad afirma que es “normal”, el que las parejas decidan dormir separados podría verse poco común o que podría suceder algo raro.

Pero resulta que tomar esta decisión poco convencional podría mejorar la salud de ambos e incluso hacer que la relación se fortalezca. Diversos expertos en relaciones lo afirman, especialmente para las parejas que viven bajo el mismo techo.

Un estudio de 2016 elaborado en Alemania por Paracelsus Private Medical University demostró que los problemas de sueño y sentimentales frecuentemente están más relacionados de lo que se cree.

“Cuando alguien no duerme bien, suele estar más irritable en general y tiende a fijarse más en eso que hace la otra persona en la cama (como roncar) y que puede interrumpirle el sueño (…) En general, puede generar más resentimiento”, dijo la doctora Shelby Harris.

Ese resentimiento es lo que anima a las parejas a pensar si deberían dormir en lugares separados. Pero los expertos dicen que es necesario ser sinceros sobre cuáles son los motivos que los llevan a decidir si dejan de pasar la noche juntos.

“En primer lugar, debería quedar completamente claro para ambos por qué se quiere intentar”, explica Jennifer Adams, autora de ‘Sleeping Apart Not Falling Apart’.

“¿Es porque una parte de la pareja está alterando el sueño de la otra, por ronquidos, piernas inquietas o por el uso de dispositivos? ¿O es porque ambos necesitan condiciones ambientales muy diferentes y uno de los dos no está conciliando el sueño, por la temperatura ambiente, la iluminación o el ruido?”.

Esta solución se ha hecho tan popular recientemente que obtuvo su propio término, sleep divorce (divorcio del sueño en español). Sin embargo, Adams resalta la importancia de la comunicación . “El aspecto más importante de este primer paso es tener claro que no se trata de separarte de verdad de la otra persona”, agrega la experta. “Si solo desea dormir por separado una parte de la pareja, existe el riesgo de que la otra persona se lo tome como un rechazo, o sienta que solo pedírselo es señal de que va a haber problemas en la relación”.

Hilary Hinds, una profesora de la Universidad de Lancaster, publicó un libro llamado ‘A Cultural History of Twin Beds’, investigó sobre los hábitos de sueño en pareja. Descubrió que hasta los años cincuentas, la idea de compartir cama era considerado anticuado y poco saludable.

Lo anterior resulta curioso teniendo en cuenta que en la actualidad se cree en algo completamente contrario. “Cuando las parejas comparten cama, la cercanía, la seguridad y la intimidad se transmiten fácilmente”, afirma Harris.

“Si se tocan habitualmente durante el sueño (por ejemplo, al acurrucarse), la oxitocina, la hormona del amor, se libera con frecuencia en el cerebro, lo que refuerza aún más esa intimidad”.

Igualmente, las parejas que no comparten cama afirman que trabajan de manera diferente y más esforzada su intimidad, “Muchas parejas que duermen por separado hablan de una intimidad más trabajada en su relación”, expone Adams. “La separación les obliga a hablar más abiertamente sobre su relación en lugar de esperar a encontrarse a la pareja todas las noches al otro lado de la cama”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO