¿Por qué los amigos con derechos le temen al compromiso?

¿Por qué los amigos con derechos le temen al compromiso?

23 de mayo del 2014

¿Le cuesta tomar decisiones personales porque le teme al cambio y salirse de su zona de seguridad? ¿No expresa con frecuencia sus emociones? ¿Sus parejas nunca son lo suficientemente buenas para usted? Si respondió si a algunas de estas preguntas usted puede sufrir de miedo al compromiso.

Para el psicólogo José Alonso Peña Herrera, las personas con miedo al compromiso “Son muy dadas a mantener las cosas “poco serias”. Son defensores de relaciones “sin títulos” o de amigos con derechos. No son amigos de relaciones con exclusividad y suelen ser abiertas. Como no es fácil que algunas personas entren en esta dinámica, entonces no suelen ser específicos con estas cosas, generando muchas confusiones al interior de la pareja”

Lea esta nota si usted o su pareja tienen este problema:

Indeciso

 ¿Qué es el miedo al compromiso?

El miedo al compromiso, cuando lo tratamos desde el punto de vista de la pareja, es el temor de las personas tener una relación estable.

 ¿Cuáles características tienen estas personas?

Son personas que prefieren tener sus espacios propios, que se relacionan con muchas personas al mismo tiempo, que tienen dificultades en la expresión emocional y se poene a sí mismas como prioridad y difícilmente generan relaciones muy fuertes o vinculantes. A pesar de que le temen al compromiso, le temen a la soledad y no les gusta estar solas y mantienen muchas relaciones con poco significado.

¿Por qué alguien le tiene miedo al compromiso? ¿Cuáles patrones familiares y de otras relaciones son más comunes?

El miedo al compromiso viene a ser como “la enfermedad de las relaciones de los baby boomers”. Una generación que creció con el cambio cultural en donde el divorcio y las separaciones se convirtieron en una estrategia más común para solucionar la vida de pareja. Generaciones que escucharon decir: “Mijo, no se case que eso es muy duro” o “Eso de tener pareja es para problemas” o “El amor es sufrimiento”. En otros casos, proviene de terminación de relaciones poco sanas y de duelos de pareja no resueltos.

 Una vez dentro una relación, ¿cómo se comportan?

En las relaciones son muy dados a mantener las cosas “poco serias”. Son defensores de relaciones “sin títulos” o de amigos con derechos. No son amigos de relaciones con exclusividad y suelen ser abiertas. Como no es fácil que algunas personas entren en esta dinámica, entonces no suelen ser específicos con estas cosas, generando muchas confusiones al interior de la pareja. A la menor señal de la generación de vínculo comprometedor, suelen escapar.

¿Este comportamiento es un mecanismo de defensa?

Sí. El miedo al compromiso es en realidad miedo al dolor, a que las cosas no funcionen, a que las relaciones no tengan un final feliz. Curiosamente, como siempre he dicho, la lógica del miedo es atraer aquello a lo que uno le teme y estos personajes terminan viviendo finales tristes de sus relaciones constantemente.

Pelea hombres

 ¿Los grandes conquistadores y coquetos le tienen miedo al compromiso?

Eso depende de cuál sea el concepto de conquistador que tengamos. Actualmente estamos ante una crisis de los estándares de las relaciones, las personas asumen ideas pobres y poco sanas sobre lo que son cosas como el amor, la conquista y la seducción. La seducción se relegó al sexo, una gran conquista es lograr convencer a otro de tener sexo en la misma noche o de que te de su teléfono sin que hayan compromisos al día siguiente. El conquistador quedó simplemente en alguien experto en levante y nada más.

El verdadero conquistador, tiene estándares altos y la seducción es un proceso más completo y más cercano a un proyecto de vida. La verdadera conquista es hacer que el otro tenga ganas de estar contigo toda la vida y sentir lo mismo por la otra persona, para eso se necesita mucho trabajo personal, soltar el miedo al compromiso y hacer el trabajo de construcción en pareja.

¿Cuáles son las consecuencias a largo plazo para las personas que nunca se comprometen?

Estas personas se enfrentan a dolorosos periodos de soledad y desamor por parte de aquellas personas que ya no confían en ellos como material confiable de una relación. Evitar el compromiso, además, en algunos casos, puede generar comportamientos de falta de compromiso en otros ámbitos como el trabajo, la salud o la familia.

Lea también

¿Es usted una mujer adicta a las relaciones?

¿Es usted una mujer sapiosexual?

Dos mujeres y hombre

 ¿Tienen problemas para expresar sus emociones?

Algunos las expresan, otros no. La gran dificultad está más en la vía de expresión. La vía para expresar el miedo al compromiso, es la diversión, el paso de una a otra relación sin significado, el hacerse saber o notar como hombres y mujeres que dicen necesitar de su espacio e individualidad.

 ¿Qué hacer para superar este miedo? ¿Comprometerse o huir?

Del miedo no se puede huir. El miedo es una emoción que vive en nuestro cuerpo y nuestras ideas. Lo primero es reconocer que se tiene miedo a asumir una relación comprometida, explorar las fuentes de ese miedo y poco a poco, a medida que se genera un proceso de auto conocimiento y perdón con aquellos repertorios del pasado que sustentan ese miedo, se van explorando las posibilidades de asumir el riesgo del compromiso.

Es importante entender que huir del compromiso, a la final, te irá llevando a situaciones aún más comprometedoras como una enfermedad de transmisión sexual, de embarazos no deseados, etc

Las personas con miedo al compromiso se arriesgan a que la relación se convierta en un tedio para ambos. Un asustado y el otro con el ejercicio de ir tranquilizando más y más. No es la labor del cónyuge proporcionarle la seguridad al otro, la seguridad personal es responsabilidad de cada uno.