Las posiciones preferidas de las mujeres

Las posiciones preferidas de las mujeres

11 de agosto del 2018

Conocer la anatomía sexual de una mujer es fácil si en serio se está interesado en conocer qué puntos le hacen sentir más placer, se deben tener en cuenta los gestos de cada movimiento que usted realiza y cómo reacciona ella con su propio cuerpo, así usted podrá hacerse una idea de sí lo está disfrutando, o si por el contrario, le está quedando grande la tarea.

En el sexo, así como en otros aspectos de la vida, la comunicación no se basa solo en las palabras pronunciadas sino en los gestos antes, durante y después del coito. Para lograr ese esperado placer femenino, debe prestar atención a la estimulación tanto del punto G, como de las zonas erógenas, que son por ejemplo los pezones, el cuello, las orejas, la espalda y más, solo que puede variar según el tipo de sensibilidad que presenta cada mujer.

Es importante saber que para una mujer el orgasmo es algo más de trabajo, que no es algo tan funcional o fácil como puede pasar con los hombres, debido a que en ellas no solo se tiene en cuenta la penetración, debe haber un juego previo, ciertas palabras que aumenten el deseo al punto máximo. Pero si su duda es saber cuáles son sus posiciones favoritas, tenga en mente las siguientes:

  • La posición del perro o también conocida como en cuatro, suele ser favorita sin discriminar el género, debido a que se puede sentir en su totalidad el pene y el hombre puede de este modo, estimular con más facilidad su punto G. Pueden poner cojines o almohadas sobre las rodillas de la mujer para que sea más cómodo.
  • Con la posición conocida como la cuchara se logra el clímax facilmente dado que las mujeres tienen el control de su zona genital. Igualmente, la penetración es más profunda, algo que puede gustar bastante.
  • La andrómaca pone al hombre tirado sobre su espalda, la mujer encima de él en cuclillas y la espalda completamente erguida. Esta posición es perfecta porque la mujer se siente con todo el control de los movimientos que pueden tener entre los dos, también el hecho de que el hombre esté con las manos libres ayuda a que él pueda hacer uso de ellas para acariciarla y estimularla aún más.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO