Pregunta que no deberían hacer los gays en apps de citas

11 de octubre del 2019

Lea con atención para evitar el problema.

gays

La homofobia internalizada es una realidad y un tabú dentro de la comunidad LGBT+ y fuera de la misma, porque el odio a ciertas expresiones en una persona es un factor que también sucede entre los hombres gays. Si alguna vez ha tenido alguna relación o acercamiento a una app de citas para hombres homosexuales, seguramente ha notado cómo algunos pretenden avergonzar a quienes se comportan fuera de la heteronormatividad o simplemente son femeninos.

Algunos gays son capaces de reconocerlo, mientras que otros lo niegan, pero el número de hombres que se describen a sí mismo como “serios”, “comportamiento heterosexual” o “masculinos” y que solo quieren salir con chicos que vivan de la misma manera, es tan grande que la frase “Masc4Masc” (masculino por masculino) se ha popularizado mundialmente que incluso aparece en una que otra camiseta.

Pero mientras las aplicaciones de citas se integran más a la vida diaria de los gays, el ser femenino, género fluido o cualquiera expresión que se salga de la “norma” se vuelve algo prácticamente aceptado por el resto de los mismos, como si fuese correcto humillarles.

Es por eso que es usual que a un chico que se encuentre en una app de estas (Grindr, Tinder, Scruff, entre otras) le pregunte: “¿Eres masculino?” o “¿Eres serio?”. Algunos incluso tratan de averiguarlo de una forma más sutil, “¿Te gustan los deportes?” o “¿Te gusta ver fútbol?”.

El ser delgado, tener rasgos delicados, o incluso, aunque se tenga un físico comúnmente masculino, como barba, vellos, cabello corto, y se aleje a comportarse como un chico heterosexual, es una de las principales razones para obtener rechazo en una dating app.

Los hombres que piensan de esta manera se excusan diciendo que solo son preferencias, que no tienen nada en contra de los más femeninos, el problema es que esta preferencia a veces está tan unida a la filosofía de vida de una persona que se convierte en una forma de abuso.

Mientras que los chicos queer, camp, o femeninos, son agredidos por hombres a los que ni siquiera ellos han escrito, recibiendo comentarios como, “maricón” o “loca”. Si tienen las uñas pintadas o llevan maquillaje, les dicen, “serías atractivo si no lo hicieras”, o incluso, “eres una vergüenza para los hombres y la sociedad en general”.

Charlie Sarson, un doctor investigador de la Universidad de Birmingham City, escribió una tesis sobre cómo los hombres gays hablan sobre la masculinidad en línea, menciona que no se sorprende de que el rechazo pueda, a veces, llegar a abuso.

“Todo tiene que ver con el valor”, afirma el experto. Hablando sobre un caso particular, “Este chico probablemente cree que acumula más valor al desarrollar características de acciones heterosexuales. Entonces, cuando él es rechazado por alguien que se presenta en línea de una forma más femenina o simplemente no masculina, es un gran cuestionamiento sobre este valor en el que él ha pasado tiempo tratando de elaborar o mantener”.

En su investigación, Sarson encontró que los tipos que se presentan con una identidad masculina o heterosexual, típicamente usan una foto de perfil de torso sin rostro o alguna que resalte su físico atlético.

El experto también encontró que estos personajes mantienen sus conversaciones online lo más breve posible y no usan emojis o ningún lenguaje llamativo. “Un chico me contó que nunca usaba puntuación, específicamente signos de exclamación, porque según él ‘exclamaciones son de lo más gay'”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO