Problemas sexuales que las mujeres callan

24 de agosto del 2018

Estos problemas afectan la sexualidad femenina.

Mujeres

Más allá del mito que dice que las mujeres no disfrutan tanto el sexo como los hombres, lo que es claro es que ambos gozan de su sexualidad de una manera diferente. Asimismo, los problemas que pueden aparecer en esta área son diferentes en cada sexo.

En cuanto a lo que concierne a ellas, aparece el tema de la disfunción sexual femenina, un problema latente que no discrimina edad, ya que es un trastorno que padecen las mujeres en un 43% de probabilidades, entre los 18 y 59 años de edad. ¿Qué provoca? Un cambio significativo en su comportamiento sexual, abarcando la imposibilidad de disfrutar del acto sexual, hasta la desaparición de fantasías, dejando de lado la frecuencia con que ocurren las relaciones.

Como explica un estudio elaborado desde el Departamento de Urología y Psiquiatría de la Universidad de California, alrededor del 40% de las mujeres nunca busca ayuda o tratamiento cuando presenta problemas de tipo de sexual.

Entre los más comunes se expone, la disfunción del deseo, uno de los más populares según la Asociación Española de Sexología Clínica. Las causas pueden deberse a razones fisiológicas, psíquicas o sociales. Puede ser más probable en ciertas circunstancias, el embarazo, la lactancia, menopausia o algún periodo de crisis.

La depresión juega un papel fundamentan en el deseo de las mujeres, aunque también se presentan otros factores que desencadenan esta alteración, como después de haber pasado por una procedimiento quirúrgico, problemas del corazón, estrés, ansiedad, cambios de humor, obesidad, consumo de bebidas alcohólicas, drogas o episodios traumáticos.

Otro aspecto importante es la excitación sexual, lo que podría equivaler a la erección en el hombre, ya que se tratan de reacciones vasculares. Hablando de las mujeres, durante la excitación, el clítoris se agrande gracias a la presión que ejerce la sangre, la estructura interna de la vagina se alarga, la parte superior se hincha para prepararse ante la penetración y hay incremento en la lubricación genital.

Como muchos sabrán, la excitación no depende solo del físico, también es mental, sin embargo, hay ciertas falencias que pueden disminuir este aspecto, como la diabetes, enfermedades coronarias, lesiones espinales, menopausia y alteración hormonal, de todas manera, un comportamiento psicológico saludable juega un importante papel.

El orgasmo también representa un rol fundamental para tener una buena vida sexual, aquí hay dos niveles de gravedad, hablando de lo difícil que puede ser tener uno, el primero, aquellas mujeres que nunca lo han vivido, y secundario, que en un momento podían alcanzar el clímax y ahora no más.

Esto se puede dar por múltiples causas, principalmente, la anorgasmia, es decir, la incapacidad de lograr un orgasmo, ya sea porque no hay estimulación o lubricación suficiente, pero un problema psicológico también puede ser la razón.

Finalmente, otro problema frecuente es el del dolor durante el coito, debido a enfermedades inflamatorias, tumores en el útero, fibroides, endiometrosis, infecciones, irritaciones. El vaginismo es la contractura involuntaria de los músculos pélvicos durante el sexo y la dispareunia es el dolor durante las relaciones.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO