‘Fisting’: el placer está en las manos

Foto: Shutterstock

‘Fisting’: el placer está en las manos

5 de julio del 2017

El ‘Fisting’ es una de las prácticas sexuales menos conocidas, pero más apetecidas en el mundo del sadomasoquismo. Tiene una aceptación en las parejas que deciden reinventarse y experimentar en la intimidad.

‘Fist- Fucking’ o ‘Fisting’ es el acto sexual mediante el cual se introduce la mano, en forma de (puño) en la cavidad vaginal o anal. Sin embargo, es una experiencia que se debe hacer con precaución, debido a su alto nivel de peligrosidad.

Esta práctica nace de la necesidad de la personas de probar y alcanzar un nuevo placer sexual, llevar tanto el cuerpo y la imaginación al extremo. En un principio este experimento fue realizado por mujeres y luego fue acogido por parejas homosexuales.

Para hacer ‘fisting’ es necesario tener la cavidad vaginal buen lubricada y tener una elasticidad natural. Si se decide hacer por la vía anal, también este se debe lubricar y dilatar poco a poco.

Pero ¿ qué se puede hacer para tener una práctica segura del fisting?

Pese a que el fisting es visto como algo “extraño” o un acto “enfermizo”, sí se puede hacer teniendo en cuenta las siguientes precauciones, esto con el fin de evitar lesiones como hemorragias, enfermedades de transmisión sexual o rasguños internos.

Tanto para hacer fisting vaginal o anal, será necesario estimular las zonas, en primera medida generar un grado de excitación alto y posteriormente ayudarse con lubricantes de su preferencia.

Precauciones

-Trate de tener las uñas bastante cortas para evitar laceraciones en el interior

-Hay que lavar muy bien las manos antes de pasar al acto sexual, para evitar infecciones en las zonas.

-En ocasiones se recomienda el uso de guantes, para proteger más esas áreas.

-Nunca debe hacerse de forma violenta, sino que requiere de paciencia, sobre todo cuando se hace por la cavidad anal.

¿Cómo se debe hacer?

Si se va a practicar el fist anal, es importante que que pueda relajar la zona con juego previos, la introducción de objetos sexuales es uno de los más recomendados.

Posteriormente coloque cuatro dedos de la mano que va a usar en posición horizontal y el pulgar debe estar “escondido” o debajo de los otros. Recuerde lubricar las manos para que se haga sencillo el proceso.

Fisting-vaginal

Cuando la zona esté relajada, introduzca los dedos lentamente, con la mano dentro realice movimientos circulares con suma precaución para provocar placer y no dolor.

Por el contrario, si decide realizar el fisting vaginal es de vital importancia que relaje los genitales femeninos, mediante masajes circulares en el interior. Es importante estimular también el clítoris.

Fisting-Anal

Después puede lubricar la mano para lograr una mejor dilatación de la vagina, una vez dentro realice movimientos circulares de afuera hacia adentro sin sacar la mano.

Este es uno de los secretos que esconde el sadomasoquismo, pero es una práctica llamativa para muchas personas.