‘Petting’, volver a lo básico para prender la llama

Foto: Shutterstock

‘Petting’, volver a lo básico para prender la llama

11 de octubre del 2017

‘Volver a lo básico’, de eso se trata el ‘petting’. Con esta técnica se pretende redescubrir el placer y regresar a esas sensaciones de cuando el acto sexual no se consumía en su totalidad, pero uno se quedaba a medio camino disfrutando cada caricia y cada beso.

Para aquellos que disfrutan del ‘petting’, no hay necesidad de penetración para llegar al orgasmo. Para ellos, se puede llegar al clímax sin ningún problema a partir de besos, roces y masturbación mutua. Las cosas no pasan de allí, pero se disfruta de la misma forma como si se culminara totalmente el acto sexual.

Para practicar el ‘petting’ solo se necesita que ambos estén completamente concentrados, en un ambiente armónico y con todas las ganas de pasar un buen rato disfrutando el uno del otro. Si ya son una pareja estable y se conocen perfectamente, todo será más fácil; pero si por el contrario, son solo dos personas que quieren estar en intimidad, la mejor forma de empezar las cosas es hablando sobre cómo les gustan que los toquen o besen. 

Pueden recurrir a la imaginación y la creatividad, y armar escenarios románticos, sensuales, rudos, dependiendo de lo que más les guste. Usar disfraces, lencería, juguetes sexuales, y demás objetos que puedan encender la pasión. 

El ‘petting’ es prácticamente lo que se conoce como ‘la previa’, por tal motivo, se trata de encender las cosas, de hacerse desear mutuamente. De concentrarse en los besos y las caricias e irlos intercalando con la masturbación o el sexo oral y volverse locos. 

De acuerdo a quienes practican el ‘petting’ esto hace que se mejore la comunicación entre ambos y que aprendan a conocerse mucho mejor como pareja, además de incentivar sentimientos como el amor y la ternura.