Elefantiasis escrotal: cuando el tamaño es un problema

Elefantiasis escrotal: cuando el tamaño es un problema

8 de noviembre del 2017

El síndrome de la Elefantiasis o Filariasis linfática es una enfermedad tropical provocada principalmente por parásitos como filarias o  por el nematodo Wuchereria bancrofti, transmitidos generalmente por varias especies de mosquitos. Esta enfermedad se caracteriza por la hipertrofia o crecimiento excesivo y anormal de algunas partes del cuerpo, en este caso el escroto, lo que pasaría a llamarse ‘Elefantiasis escrotal’

En la mayoría de casos la elefantiasis es asintomática, es decir, que no da señales propias que den prueba de que se está infectado y por lo tanto no se presentan signos externos. Sin embargo, a su paso va causando daños en riñones, sistema inmunitario y linfático. Por otro lado, de no darse cuenta a tiempo de que porta la enfermedad, ésta  puede pasar a estado crónico y es ahí cuando se empiezan hinchar algunas zonas del cuerpo o a producirse un engrosamiento en los tejidos y en la piel. 

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, la elefantiasis escrotal puede causar una discapacidad permanente debido al crecimiento excesivo de esta zona, lo que conlleva no solo a afectar al paciente de forma física sino también sicológica por la marginación social de la que son víctimas. 

Recientemente se conoció el caso de Horace Owiti Opiyo, un keniano que contrajo la enfermedad a los 10 años y que ahora vive con una elefantiasis escrotal que causó que su pene creciera hasta un metro de largo y sus testículos pesaran aproximadamente cinco kilogramos. 

“La elefantiasis se acompaña a menudo de episodios agudos de inflamación local de la piel, ganglios y vasos linfáticos. Algunos de esos episodios son causados por la respuesta inmunitaria del organismo contra el parásito”, menciona la OMS. Según la misma organización actualmente hay un número aproximado de 36 millones de personas en el munda siendo afectadas por esta enfermedad. 

El tratamiento a seguir evitar que la infección siga propagándose por medio de quimioterapia preventiva. La cual consiste en utilizar diferentes fármacos que destruyan las células dañadas para tratar de erradicar la enfermedad. También se puede acudir a un tratamiento quirúrgico tratándose de una elefantiasis escrotal, sin embargo, no funcionan muy bien si la hinchazón afecta otras partes del cuerpo.