Lluvia dorada, un secreto en la intimidad

14 de agosto del 2017

Las parejas en la intimidad pueden explorar diferentes prácticas sexuales novedosas, entre las que se encuentra la lluvia dorada.

Lluvia dorada, un secreto en la intimidad

Las parejas llevan experimentando por décadas diferentes prácticas sexuales, las cuales son en algunos casos bien vistas o rechazadas por la sociedad. Sin embargo, muchas personas desean probar en la intimidad algunos fetiches que parecen insólitos como lo es la  ‘lluvia dorada’ o también conocida como ‘urolagnia’.

Si bien se pudiera pensar que la ‘lluvia dorada’ es un aceite especial para disfrutar con su pareja, realmente no es así, porque esta palabra se refiere a una experiencia sexual estimulante, la cual se realiza haciendo uso de la orina de la pareja.

La ‘lluvia dorada’ como juego sexual trata que el hombre o la mujer orinen encima del otro en diferentes zonas del cuerpo, o que alrededor se encuentre este líquido, y si los dos deciden aceptarlo entonces cambian, es decir, quien recibió la orina ahora le toca ser quien expulse este fluido, para sentir una excitación fuera de lo normal.

Otras variaciones que se pueden encontrar dentro de la urolagnia es que la persona disfrute de una prenda mojada de orina, que vea a su pareja cómo orina o que lo haga en público, e incluso, llegar a excitarse con el olor de este líquido.

Esta práctica es más común cuando se realizan juegos de rol, donde uno de los dos domina y el otro hace el papel de sumiso. Por otro lado, es importante saber cuáles son las consecuencias negativas de esta práctica. 

Lea también: ‘Venustrafobia’: Pánico a las mujeres bonitas

Es bien sabido que la orina hace parte de un fluido que desecha el cuerpo, por medio del cual se expulsan muchas toxinas. Sin embargo, recibir la orina vía superficial puede crear reacciones alérgicas en la piel o causar irritación en los ojos, pero si se ingiere este líquido se podrían propagar enfermedades de transmisión sexual o infecciones bacterianas de la uretra o vejiga. Además, cabe la posibilidad de padecer hepatitis A o B y herpes.

Asimismo, al beber la orina se consume una alta concentración de sales o componentes relacionados a los medicamentos o drogas.

Lo ideal de está práctica sexual es que siempre sea un acto consensuado y que ambos así como se sienten satisfechos, también tengan en cuenta las consecuencias que la urolagnia pueda acarrear. Igualmente, es de vital importancia que anterior y posteriormente  a la relación sexual lave muy bien sus genitales. A parte de esto, recuerde que es elemental siempre consultar a su médico, para que sepa bien qué recomendaciones puede seguir.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO