¿Sabe usted que es un narcisista sexual?

1 de junio del 2017

El ingrediente principal de una relación sexual satisfactoria es la química o la conexión entre ambas personas. Por lo general a nadie le gusta ‘dar sin recibir’ y es de por sí, bastante repudiada la escena de vestirse e irse inmediatamente después de terminar el acto sexual dejando a la otra persona tirada en la […]

¿Sabe usted que es un narcisista sexual?

El ingrediente principal de una relación sexual satisfactoria es la química o la conexión entre ambas personas. Por lo general a nadie le gusta ‘dar sin recibir’ y es de por sí, bastante repudiada la escena de vestirse e irse inmediatamente después de terminar el acto sexual dejando a la otra persona tirada en la cama, hay mujeres que incluso odian que los hombres no las abracen  y las consientan después de tener sexo.

Sin embargo, también existen ese tipo de personas a quienes lo anteriormente mencionado los tiene sin importancia y lo único por lo que se interesan es por su propia satisfacción sexual, se les conoce como ‘narcisistas sexuales’. Ellos, muy a lo ‘Christian Grey’ poco les interesa que la otra persona se sienta como un trapo sucio o como un objeto sexual.

Kienyke.com se comunicó con con el especialista en sexología Ezequiel López para explicar el tema:

“El narcisista sexual es una persona que tiene una suerte de deslumbramiento consigo misma, que está absolutamente centrada en sí mismo. Todo el tiempo están pendientes de su cuerpo, de su placer y se complementan con el opuesto, personas que tienen el autoestima muy baja, que buscan complacer al otro todo el tiempo, con un tipo de apego que se llama ‘apego inseguro’. Es decir, hay una complementariedad entre estas dos personas que tienen su lado patológico, si lo llevamos al extremo”.

Es decir, para un narcisista de esta índole el sexo se basa en cuestiones de poder y dominio, en servirse del otro para tener una satisfacción sexual. Por lo general, los narcisistas sexuales tienen relaciones cortas, pero de estar en una relación con alguien siempre esperan que su pareja esté pendiente de él, le mime e incluso lo tome como sus centro, mientras que él no hace mayor cosa.

Otra de sus características es priorizar el aspecto físico sobre el emocional, además de compararse sexualmente con sus cercanos respecto de la frecuencia con la que tienen sexo y jactarse que son los mejores en la cama.

Es más común encontrar este trastorno en hombres que en mujere. Pero para ambos casos Ezequiel López recomienda “visitar a un psicoterapeuta, no necesariamente sexólogo, que trabaje con trastornos de personalidad si es el caso. La terapia cognitiva es uno de los modelos más apropiados para estos pacientes”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO