¿Qué hacer después de una buena cita?

22 de octubre del 2018

Lo que debe y no debe hacer.

Cita

Entrar al mundo de las citas es como lanzarse a una jaula llena de leones. Se debe estar dispuesto a correr el riesgo sin importar lo que pueda llegar a pasarle. Es normal tener malas experiencias, esas que hacen dudar si en serio se quiere estar en una relación, si realmente vale la pena, pero cuando ocurre una cita buena, esa que le hace pensar en lo dulce que puede ser la vida, todo cambia.

La duda después de eso muchas veces es “¿Qué debo hacer ahora?”. Generalmente no se sabe cuál es comportamiento a adoptar ahora que han pasado un rato agradable y prometedor, qué tipo de contacto tener, si se debe llamar al día siguiente, enviar un texto, cuánto tiempo esperar.

Tal vez la pregunta no es sobre el tiempo de espera, siempre y cuando no sean siete semanas o meses después. A pesar de que enviar un mensaje demasiado pronto puede hacerle quedar como desesperado, el problema es la intensidad, escribir porque sí, sin algo qué decir.

Para ese primer mensaje a mandar después de una excelente cita, una idea que puede funcionar es: “¿Llegaste bien?”, esto generalmente es interpretado como un gesto dulce, aunque por otro lado, habrán personas que tomen esto como algo de “papá”, que es todo lo contrario a sexy o romántico.

En cuanto a despedirse con “buenas noches”, es una opción que causa diversas opiniones. Puede parecer algo serio, como cuando ya se está en una relación seria y no después de tener la primera cita, pero también es un signo de atención, de cuidado o simplemente romance.

Pero para ser más profundos en la conversación, no mande mensajes que no digan nada, o tampoco quejándose sobre el pésimo día que tuvo en el trabajo, cuando ya tengan algo serio habrá oportunidad de hablar sobre cosas aburridas. Este es un momento para aprovechar y decir cosas interesantes, hacer preguntas sustanciosas (no necesariamente a nivel sexual). Otro consejo es que no se la pase hablando a base de halagos, porque puede tornarse aburrido fácilmente.

En cuanto a pedir o pensar en la siguiente cita, no siempre es beneficioso pedirlo apenas se acabe la primera, lo ideal es esperar tres o cuatro días. Puede invitar a la persona a hacer algo que les pareció buena idea la primera vez que se vieron, o también con algo espontáneo, “¿Qué vas a hacer el miércoles?”, “¿Quieres ir a comer a X restaurante a X hora?”, tampoco se complique.

Si usted quiere que algo serio suceda, bajo ninguna razón envíe mensajes con contenido sexual, fotos, videos o frases. Si usted desde el principio lo que quería era sexo, déjelo claro. No es necesario tener una cita romántica para luego revelar estas verdaderas intensiones.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO