Mitos de tener un solo testículo

1 de junio del 2018

Para los hombres que nacieron con un solo testículo o que lo perdieron, estos son los mitos.

Testículo

No es una falacia hablar que existen estigmas alrededor de la sexualidad de los humanos. Por ejemplo, respecto a los hombres, una serie que educó a nivel sexual a la gente fue Sex and the City, Steve, el interés romántico de la protagonista, Miranda, sufrió cáncer de testículo y recurrió a extirparlo, lo que le causó sentirse acomplejado al respecto de su apariencia y estuvo a punto de entrar en una cirugía riesgosa para ponerse una prótesis.

Curiosamente, Adolf Hitler es uno de los personajes célebres que presentan esta condición, así lo confirmó un informe médico elaborado en el año 1923. Al representante nazi no le descendió uno de los testículos en su infancia.

Esta escena de la serie de televisión está muy ligada a la realidad de los hombres del común, se podrá escuchar la frase “que un hombre pierda un testículo es como que una mujer pierda un seno”, siendo dos escenarios distintos. Lo que sucede es que la pérdida afecta la autoestima del hombre, quien debe mantener su estatus de virilidad.

Sin embargo, es necesario desmentir algunos mitos que rodean la situación de poseer un solo testículo. Las gónadas masculinas, están encargadas de producir espermatozoides, semen, y las hormonas sexuales, la testosterona, siendo las glándulas que corresponden al aparato reproductor masculino, su contraparte femenina son los ovarios.

En el momento de la gestación, en el feto masculino se van formando las gónadas en el abdomen y para el séptimo mes estos descienden a las bolsas del escroto. En algunas ocasiones esto no sucede por razones aún desconocidas, dejando una de las bolsas escrotales vacías, lo que le ocurre al 20% de los hombres.

Para cuando el bebé nazca, generalmente, el médico examina los genitales, en caso de encontrar un solo testículo, dejará un periodo de entre 12 a 18 meses para darle tiempo a que los dos bajen de manera espontánea. Si esto no sucede, existen dos escenarios, que el otro testículo se haya quedado en el abdomen, el cual debe ser bajado o extirpado para evitar problemas, como desarrollar células cancerígenas, pero también existe la opción de que, simplemente, el testículo no se haya formado, a lo que se llama agenesia testicular.

Pero si la vida del hombre ha transcurrido de manera normal, y sufre algún trauma o golpe ya en edad adolescente o en la vida adulta, así como sufrir de varicocele, que es cuando las venas del testículo se inflaman, o en el peor escenario, se sufre de cáncer, hay una gran probabilidad de que se deba extirpar la gónada.

En caso de contar con uno solo, este puede realizar las funciones de los dos de manera normal, es una mentira decir que al pasar por esto el hombre se vuelva estéril, ya que sucede también a los hombres que cuentan con los dos testículos. La esterilidad tiene que ver con la cantidad y calidad del esperma, la cual puede ser producida de manera perfecta por un testículo, como ya se explicaba.

Es natural que el hombre sienta un desbalance al perder un testículo, la seguridad de la persona se ve afectada, por lo que existen técnicas como la del implante, que ya se mencionaba, algo utilizado en diferentes países de manera segura. Aunque seguramente el cambio físico se verá es casi mínimo.

También existen los casos en que se pierden los dos testículos, en caso de hombres en crecimiento, es obligatorio el acompañamiento de un endocrinólogo, para el desarrollo normal, físico y emocional del individuo.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO