“Queremos mostrar el papel del arte y la cultura en la construcción de paz”

28 de marzo del 2015

Santiago Trujillo revela detalles de la Cumbre Mundial de Arte y Cultura para la paz.

Artistas por la paz

Santiago Trujillo, director del Instituto Distrital de las Artes Idartes, habló con Kienyke.com sobre la prometedora agenda de la primera Cumbre Mundial de Arte y Cultura para la paz de Colombia, una iniciativa de más de 50 artistas congregados en el movimiento cultural Artistas por la Paz, que traerá a la capital colombiana a 109 invitados internacionales de 37 países de 4 continentes y 354 invitados nacionales de todas las regiones del país.

El grueso de los eventos se realizará entre el 6 y 12 de abril, y uno de los momentos clave será la marcha por la paz y las víctimas, organizada por el Distrito el 9 de abril.

Los eventos se desarrollarán en escenarios públicos como el Teatro Jorge Eliécer Gaitán, Teatro México, Teatro Bogotá, Teatro Faenza, Teatro Odeón, Centro de Memoria, Paz y Reconciliación, la Biblioteca El Tunal, Hospital San Juan de Dios y la Cinemateca Distrital.

Todos los eventos son de entrada libre y sin costo, aunque la organización pide a los interesados inscribirse previamente en la página web www.cumbrearteculturaypaz.gov.co.

Trujillo también destacó algunos de los invitados especiales internacionales, entre ellos Estela de Carloto, activista argentina de derechos humanos y presidenta de las Abuelas de Plaza de Mayo, la sudafricana Jane Taylor, experta en el rol de las artes en la reconciliación, el DJ estadounidense Kevin Donovan, mejor conocido como Afrika Bambaataa, Lindsay McClain, que trabajó en el Proyecto de Justicia y Reconciliación una organización de la justicia de transición centrado en las víctimas en Uganda; y cantantes como Rubén Blades en concierto.

Entre los invitados nacionales se encuentran Santiago Gamboa, León Valencia, Piedad Bonnett, Jesús Martín Barbero, Renato Ortiz, Sergio de Zubiría y Jesús Abad Colorado.

-¿Por qué planearon hacer una Cumbre Mundial de Arte y Cultura para la Paz de Colombia?

Es el resultado de un proceso de participación, diálogo y construcción conjunta de la alcaldía Mayor y sus instituciones culturales con el movimiento artístico, no solo de Bogotá si no del país.

En este proyecto hay más de 50 organizaciones; traeremos más de 354 liderazgos, gestores culturales, artistas de todas las regiones de Colombia. Están vinculados facultades de cuatro universidades prestigiosas como la Universidad Nacional, la Distrital, la Universidad Javeriana y la Universidad Central.

Están también involucradas distintas organizaciones y movimientos sociales al rededor de la víctimas, y en ese sentido creemos que hay un espacio de discusión muy amplio en donde queremos determinar, mostrar y visibilizar el papel que el arte y la cultura tienen en la construcción de una sociedad de la paz en Colombia.

-¿Cómo nace la idea?

Como resultado de la conclusión principal que sale del foro que hicimos el año pasado Arte y Cultura Para la Paz. En ese foro se dio como conclusión principal la necesidad de hacer una cumbre. Más que una idea, es una necesidad. Decir que uno tiene una idea, cuando es tan evidente que hay que hacerlo, creo que aquí el propósito más grande es llevarlo a cabo y eso es lo que nosotros venimos haciendo. Recogemos el espíritu de muchas ideas, de muchos propósitos, de muchas propuestas que venían como gravitando no solamente en Bogotá, si no en muchas partes del país, sobre la urgencia de hacer eventos para reafirmar procesos que desde el arte y la cultura vienen trabajando en la convivencia y la paz, y que tuviera un espacio más amplio de discusión, de socialización y de encuentro. Contamos con liderazgos tan importantes como Patricia Ariza, Fabio Rubiano, Pablo Mora, Diego García, Víctor Viviescas, El CIOP, AKA, Mario Muñoz de Vive el Planeta, acá hay gente muy pila que se ha sumado desde distintas corrientes estéticas, ideológicas, políticas, sociales y generacionales, y eso nos parece muy bonito, porque nos ha enriquecido profundamente.

-Será una nutrida programación entre el lunes 6 y el domingo 12 de abril. Justo tiene en el medio el 9 de abril, día emblemático para movilizaciones de víctimas y memoria. ¿Por qué escogieron estas fechas?

El 9 de abril es una fecha emblemática en historia de Colombia. Por ley ese día se debe reconocer el día de las víctimas. Este país es tal vez uno de los que más víctimas tiene en el mundo entero. Entonces quisimos enmarcar este encuentro de cultura en medio de lo que va a significar esta marcha del 9 de abril que está preparando el Distrito. Esperamos que sea un éxito mayor al de la del 8 de marzo, de Antanas Mockus, y que pueda movilizar a muchas personas, muchas mentes, no solamente en el espacio público, sino también en las redes sociales, de los medios alternativos y masivos de comunicación, para que todos podamos expresar ese anhelo de paz que tenemos.

Artistas por la paz

Dos de los renombrados invitados internacionales, Estela de Carloto (argentina) y Rubén Blades (Panamá).

-¿Estas movilizaciones y actividades dan un abierto respaldo al actual proceso de paz en Cuba?

No está de más empezar a defender los avances que se han tenido en la mesa; decir que hay que tomar riesgos, que hay que dar pasos hacia adelante, que la paz nos va a costar, pero más que dinero, más que concesiones políticas, nos va a costar una transformación cultural. Hacer la paz en Colombia requiere de un nuevo proyecto de nación, se requiere de un nuevo modelo de construcción de ciudadanía. Sentimos que el arte y la cultura es profundamente fundamental en la construcción de esto. Sentimos que vamos hacia delante.

-¿Entonces la marcha del 9 de abril también respaldará el proceso de paz?

La Marcha está apoyando la paz, porque sentimos que la paz es lo que va a permitir que no haya más víctimas. Acá hay víctimas del ejército, de las Farc, de los paramilitares, del ELN, de todo el mundo. De alguna manera todos somos directa e indirectamente víctimas, y lo que nosotros sentimos es que moverse por la paz, movilizarse por la paz, es también movilizarse por las víctimas. Entonces, pues de alguna manera, creo que es una marcha de respaldo a un proyecto de paz, al proceso de paz que se está llevando a cabo en La Habana, y de respaldo al papel que tiene el arte y la cultura, y el movimiento social en la construcción de la paz.

-¿Qué personajes colombianos encontrarán los bogotanos en la agenda?

Hay gran cantidad de personajes de todos los matices, desde lo artístico, desde las experiencias regionales y hasta lo académico. Traemos de Colombia experiencias maravillosas como Soraya Bañuelos de Montes de María y su radio comunitaria con una fuerte perspectiva de género.

Traemos experiencias de colegios públicos, de profesores de magisterio que en la comuna 8 de Medellín que están realizando un trabajo importantísimo de cohesión social con los muchachos en los barrios a través del arte. Traemos académicos importantes como Sergio De Zubiría, Jesús Martín Barbero, periodistas como Martha Ruiz, Alfredo Molano, Leon Valencia, artistas como Fabio Rubiano, Nicolás Montero, Patricia Ariza, solo por mencionar algunos de los cientos de personajes que nos acompañarán.

Va a ser una cumbre con un montón de personajes impresionantes, como el escritor Fernando Vallejo que seguramente vendrá aquí a dar sus opiniones respecto al porqué, tal vez, esta no es la paz que se necesita.

Crear un espacio deliberativo donde mucha gente con pensamientos distintos va a poder decir lo que cree, lo que piensa; de esto se tratan estos espacios.

-¿Y la nómina internacional?

Son 109 invitados, de los cuales más o menos 60 van a ser ponentes. Vienen personajes con experiencias y con proyectos de distintos países del mundo.

Jean Taylor de Sudáfrica con una enorme experiencia en la construcción y solución de conflictos, transformando espacios que han sido de la guerra, en espacios de la paz desde las intervenciones artísticas. Cynthia Cohen, que tiene un proceso hermoso con mujeres en el norte de Uganda, y que lo ha hecho desde el teatro y desde distintas expresiones del arte.

Traemos a Alba Antúnez ,una de las rehenes de la dictadura en Uruguay, que hoy es directora de centralización cultural de Montevideo que tiene una experiencia de vida enorme. Traemos personajes emblemáticos del teatro latinoamericano que han contado el conflicto de América Latina, como Arístides Vargas.

Habrá una programación para que la gente pueda ir, ya tenemos 6.000 inscritos. Esto es una convocatoria abierta, gratuita, que se diferencia de otros foros de paz que cuestan $300.000 o $400.000.

Artistas por la paz

Grandes voces del arte y la academia en Colombia, hablarán en la cumbre.

-Los colombianos fuera de Bogotá, o fuera del país, que quieran seguir el foro, ¿cómo pueden hacerlo?

Canal Capital va a transmitir varias de las conferencias, pero digamos que esta cumbre no solamente es de reflexiones e intercambio de saberes; es también una cumbre que canta, que baila. Tendremos 12 cine foros, 28 obras de teatro latinoamericanas y colombianas; tendremos cinco conciertos, tres de ellos masivos. El 9 de abril con Cultura Profética, Herencia de Timbiquí, Mario Muñoz, Jorge Velosa, Petrona Martinez, Toto la Momposina, César Lopez, Carlos Varela, Rubén Blades.

-Para que la cumbre tenga un alcance mayor, ¿habrá alguna conclusión, pronunciamiento o documento que hagan llegar a la mesa de diálogos de paz en Cuba?

Queremos enviar una comunicación formal a La Habana. Es uno de los objetivos; nosotros queremos que nos tengan en cuenta, que nos escuchen, que escuchen a los artistas. Nos parece importante, pero también vamos a hacer convocatorias para que la cumbre pueda perdurar.

Haremos obviamente un documento de memorias de la Cumbre, que sea como una carta de navegación, sin ninguna pretensión de hacer manifiestos, o decir que aquí nos inventamos o que estamos armando algo.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO