Razones para tener y usar regularmente un vibrador

8 de enero del 2019

Estos juguetes pueden hacer más interesante su vida sexual.

Razones para tener y usar regularmente un vibrador

Shutterstock

El hecho de utilizar un vibrador o consolador ha representado un tabú para muchas mujeres que ven en la masturbación algo extraño o hasta impensable. Sin embargo, con el paso de los años han empezado a salir al mercado nuevos e innovadores ‘modelos’ de vibradores que representan una ‘cálida’ compañía en la intimidad.

Estos aparatos que brindan una ‘mano’ para poder disfrutar un poco más de la autoestimulación no necesariamente son sinónimo de soledad, ya que se cree que las mujeres que usan vibradores son solteras que no tienen alguna pareja que las pueda acompañar en el ámbito sexual.

Por el contrario, poco a poco se han creado diferentes modelos que permiten que una mujer puedan disfrutar de su intimidad aunque cuente con pareja, ya que un momento a solas puede ser útil como método de relajación el hecho darse un toque de ‘amor propio’, y algunas parejas con más confianza lo pueden utilizan en medio de la relación sexual.

Existen diferentes tamaños, texturas, colores, modos de vibración y hasta movimientos que permiten que estos acompañantes sexuales se hayan convertido en un juguete óptimo para dejar a un lado los tabúes, experimentar y disfrutar de un momento íntimo más satisfactorio.

KienyKe.com se encargó de hacer una recopilación de algunas de las razones a tener en cuenta para tener y usar esos juguetes sexuales que pueden ayudar a hacer más interesante su intimidad.

  • Mejora la comunicación con el cuerpo. Tener uno de estos ‘amiguitos’ como compañía permite que haya un mejor conocimiento de las zonas íntimas del cuerpo, situación necesaria para tener una educación sexual y corporal básica de auto reconocimiento que representa un mejor cuidado sobre el propio cuerpo.
  • Útil para personas novatas. Las personas con poco conocimiento y experiencia en el ámbito sexual pueden recurrir a estos juguetes para probar poco a poco las sensaciones, la experiencia y tener la capacidad de decidir qué disfruta y qué no disfruta utilizando y variando las múltiples opciones de estimulación de los vibradores, entre clitoral, vaginal y anal.
  • No depende de otra persona. Masturbarse con un vibrador es una decisión autónoma, su funcionamiento y rendimiento depende únicamente de quien lo tenga en la mano y, por lo tanto, puede ser usado en el momento que se desee, no en el momento que la otra persona también quiere como en el caso de una relación sexual de pareja.
  • Seguridad e higiene. Estos juguetes sexuales requieren una limpieza y cuidado especial y son una garantía para evitar una enfermedad de transmisión sexual, desde que el uso sea responsable y no compartido con alguna otra persona fuera del círculo sexual de confianza.
  • Renueva la confianza de pareja. A pesar de que se cree que es más común en personas solas, algunas parejas pueden incluir a este ‘acompañante’ como una tercera ayuda que permite innovar en términos de intimidad jugando y ayudando a dándole placer a la otra persona.

Algunos expertos en sexualidad consideran que el hecho de usar un vibrador o consolador puede servirle a algunas personas para mejorar el autoestima y sentirse más sexys y abiertos en el ámbito sexual. En las opciones comerciales de estos juguetes existen desde precios que rodean los quince dólares hasta algunos que llegan superar los mil.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO