Curan al segundo paciente con VIH en el mundo

foto: shutterstock

Curan al segundo paciente con VIH en el mundo

5 de marzo del 2019

Un hito en la historia de la epidemia global provocada por el SIDA ocurre en marzo de 2019. Por segunda vez desde que el contagio se dio, según se reporta, un nuevo paciente fue curado de la infección delVirus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH), el mismo que causa el síndrome de inmunodeficiencia adquirida.

La buena nueva informa que después de prácticamente doce años desde que el primer paciente fue curado, luego de haber tratado y fallado, investigadores confirman que la cura del VIH es posible, solo que es difícil.

Dichos investigadores publican el reporte este martes en el diario Nature para exponer algunos detalles de la Conferencia de Retrovirus e Infecciones Oportunistas en Seattle, Estados Unidos.

Los científicos envueltos en la investigación describen el caso como una remisión a largo plazo. La mayoría de los expertos lo llaman una cura, pero siempre infiriendo que es difícil saber cómo definir cuando solo existen dos casos conocidos.

Ambos casos son el resultado de trasplantes de médula ósea, pero este tipo de procedimiento está destinado a tratar el cáncer en los pacientes, su objetivo como tal no es erradicar el VIH.

Que el trasplante de médula ósea sea una opción como tratamiento es poco probable y realista en un futuro próximo, esto porque existen medicamentos poderosos y disponibles para controlar la infección del VIH, mientras que los trasplantes tienen altos riesgos, con efectos secundarios severos que pueden prolongarse por varios años.

Los expertos dicen que rearmar el organismo con células inmunes modificadas de manera similar para resistir al VIH, puede convertirse en un tratamiento práctico y exitoso.

“Esto inspirará a las personas para entender que la cura no es un sueño, es accesible”, dijo la doctoraAnnemarie Wensing, viróloga en el Centro Médico Universitario de Utrecht en los Países Bajos.

El paciente nuevo decidió permanecer en anonimato, los científicos se refieren a él solo como el “paciente de Londres”.

“Siento un sentido de responsabilidad para ayudar a los doctores a entender cómo pasó para que ellos puedan desarrollar la ciencia”, dijo al New York Times vía correo electrónico.

Al darse cuenta que pudo ser curado tanto de cáncer como de VIH le hizo provocar una sensación “surrealista” y “abrumadora”. “Nunca pensé que habría una cura durante mi vida”, agregó el personaje.