Ser infiel podría ser positivo para algunas parejas

17 de marzo del 2018

¿Se rompe el tabú de la infidelidad?

infidelidad

La infidelidad resulta siendo uno de las acciones más dolorosas realizada por parte de una de las personas en una relación. Esta deriva una sensación de desconfianza y de decepción que puede llegar a dañar cualquier nexo.

Existen muchos motivos por los cuales un miembro de la relación llega a ser infiel. La mayoría suelen ser por insatisfacción, los conflictos, la infelicidad, entre otros.

Sin embargo, según un estudio realizado por los psicólogos estadounidenses David Ley y Justin Lehmiller, junto al escritor Dan Savage, tener una relación alterna es una experiencia positiva para muchas parejas.
“Esta fantasía ha existido al mismo tiempo que el matrimonio y la sexualidad, pero a lo largo de los años estamos escuchando cada vez más sobre esto y más gente está rechazando el estigma social en contra de esta fantasía”, manifestó David Ley.
Los resultados, que fueron publicados en el portal de noticias de CNN, demuestran que según una encuesta realizada a miles de personas en Estados Unidos, el 58 % de los hombres y un tercio de las mujeres entrevistadas habían fantaseado alguna vez con la infidelidad de su pareja.
Los hombres son más probables de ser infieles, y lo hacen más seguido; pero hay un número de mujeres que también tienen estas fantasías que apunta a la necesidad de hacer más investigaciones enfocadas en los deseos de infidelidad de la mujer”, dijo Lehmiller.
Para los investigadores las emociones y sensaciones al ver tu pareja con alguna otra persona puede ayudar a alimentar el deseo sexual. Y no es considerado infidelidad si no hay un elemento o un deseo de humillación, degradación o negación. “Nuestras imaginaciones eróticas tienen la habilidad de convertir algo desagradable a algo agradable. En general, nuestra investigación encontró que en mayor parte, la infidelidad suele ser una fantasía y comportamiento positivo. No parece ser evidencia de perturbaciones, o de una relación que no es saludable, o de irrespeto por la pareja”, afirmó Ley.
Pero no todo es color de rosa. Según el estudio, algunos factores de personalidades puede derivar a que la experiencia de infidelidad sea algo negativo para aquellas personas que sufren de mucha ansiedad en la relación, problemas de abandono, o que carecen de intimidad y comunicación. “En otras palabras, no todos los que tienen una fantasía de infidelidad deberían llevarla a cabo”, concluyó Lehmiller.
Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO