La historia desconocida del primer encuentro sexual en la Tierra

La historia desconocida del primer encuentro sexual en la Tierra

15 de Abril del 2016

Si nos remetimos a la religión, podríamos asumir que el primer encuentro sexual del que tuvo noticia el planeta Tierra lo protagonizaron en el Edén, los primeros pobladores del globo: Adán y Eva, habrían sido entonces los primeros en tener sexo sobre la creación de dios.

Sin embargo, la periodista científica Jill Neimark presentó, lo que a su criterio, es el primer encuentro íntimo entre dos organismos vivos. El abrazo informático y biológico de dos bacterias en un remoto origen.

Lea también: Contundentes razones por las que el sexo es la base de la felicidad

Fue alrededor de hace dos mil millones de años “dos procariontes –dos bacterias borboteando en la sopa primordial de la vida- se unieron en lo que debió de haber sido el acto sexual original. Una invadió a la otra. Una comió, la otra fue comida, y ambas vivieron para contar la historia. Se fusionaron y con el tiempo, crearon algo asombrosamente nuevo. La invadida –la que fue comida– evolucionó a ser una pequeña pero poderosa mitocoondria a lo largo de pocos millones de años. La otra evolucionó a ser un núcleo mucho más grande”, reseña el texto.

Además: Beneficios del sexo que lo sorprenderán

A esto se le conoce como endosimbiosis, en donde un organismo habita en el interior de otro, siendo este el principio de la vida de los eucariotas. Nuestros cuerpos no sólo están constituidos por un 90% de células bacteriales, las cuales forman nuestro microbioma (microorganismos localizados en distintos sitios del cuerpo humano.)

A través de la evolución el sexo ha ido adquiriendo una serie de funciones secundarias que permitieron la introducción de variedad genómica, ciencia que estudia el funcionamiento, el contenido, la evolución y el origen de los genomas.

Los cambios genéticos son una de las explicaciones más aceptadas para la ventaja del sexo por tres razones:

  • El sexo permite la difusión de caracteres ventajosos.
  • El sexo posibilita la eliminación de los genes perjudiciales.
  • El sexo crea nuevas combinaciones de genes que pueden ser más aptas que las existentes anteriormente.

La reproducción sexual representa la vía principal de la evolución de los organismos vivos. Esta ha enriquecido la biosfera con una gran variedad de genomas que se encuentran en cambio permanente, lo que ha permitido el desarrollo de individuos genética y fenotípicamente únicos y prácticamente irrepetibles, enriqueciendo con ello la diversidad de vida.

Las mitocondrias, en ocasiones presentan mutaciones erráticas, algo que es reparado por medio de la reproducción sexual, ya que este permite una recuperación rápida en los errores genómicos de las mutaciones.

Hay que tener en cuenta que sexo y reproducción son conceptos contrarios; en la reproducción una célula se divide en dos mientras que, el sexo implica la fusión de dos células para formar una sola, como lo explicó hace algunos años el genetista Maynard Smith. Con la aparición de la reproducción sexual surge una gran explosión de diversidad.