Sexualidad sagrada, beneficios del Tantra

Foto: Shutterstock

Sexualidad sagrada, beneficios del Tantra

25 de septiembre del 2017

El Tantra tiene muchos elementos positivos tanto para el bienestar físico, como para la salud mental y emocional. También identifica a un camino de evolución espiritual. Sin embargo, su verdadero alcance continúa siendo desconocido para el común de las personas, mientras que muchos tienen una concepción errónea de su significado.

Ello se debe, en parte a que los antiguos textos tántricos están escritos en un lenguaje codificado que generalmente es explicado por un gurú competente.

Para los iniciados, el Tantra es una práctica muy gratificante para la búsqueda de la iluminación espiritual, que además permite utilizar la energía sexual para mantener una salud óptima, en el ámbito físico, mental y espiritual.

El Tantra, bien aplicado, permite llegar a un estado superior de conciencia, llamado Samadhi, utilizando el acto sexual como instrumento para ir “más allá del sexo”.

En el camino, resulta beneficioso para la mejora de las relaciones íntimas y la salud. La mayoría de las escuelas tántricas se centran en el sendero de la izquierda del Tantra. Esto se considera el enfoque más adecuado para la persona promedio que busca practicar la continencia sexual (uno de los 5 yamas del Yoga), sin abstenerse de sexo por completo.

Como alternativa, el camino de la derecha, se concentra sólo en técnicas de meditación y el uso de simbólicos relacionados con la energía sexual, sin participar en el acto en sí.

El Tantra enseña que la energía sexual se origina en los chakras bases (Muladhara, Svadhisthana Y Manipura), los cuales están situados a nivel del ombligo y por debajo. Dicha energía es posible moverla hacia los chakras superiores que incluyen Anahata (chakra del corazón), Viśuddha (garganta), Anja (tercer ojo) y Sahasrara (chakra de la corona).

Esta acción de mover las energías hacia arriba se llama sublimación y da como resultado una experiencia sexual, duradera y completamente diferente; mucho más plena y espiritual.

Su práctica proporciona una serie de beneficios para la salud, aunado a sentimientos de felicidad de quienes lo experimentan a través de la unión sexual y el amor, tanto en la forma humana, como con la unión simbólica de las energías masculinas y femeninas también conocidas como Shiva y Shakti.

Todo lo contrario sucede con los encuentros sexuales comunes, donde a menudo se produce una sensación de insatisfacción, desconexión y agotamiento provocado por el climax de la experiencia sexual. Todo ello implica, además de pérdida de energía vital que puede causar desequilibrios en la salud y, finalmente, una pérdida de interés en el acto en sí.

Algunos de los beneficios para la salud física y somática que han sido reportados por practicantes del Tantra son:


-Aumento del nivel de energía
-Mejora del tono muscular
-Rejuvenecimiento de la piel
-Diminución de los depósitos de grasa
-Liberación de toxinas
-Mantenimiento de la juventud y la vitalidad
-Pechos más firmes
-Tonificación de músculos abdominales y caderas
-Mayor felicidad

Con información de Analítica